Revista de Bajos

Warwick Teambuilt Limited Edition 2020 Thumb Bass B.O. 5 Fretles

Warwick Teambuilt Limited Edition 2020

La ciudad de Markneukirchen  es una de las áreas del mundo con mayor tradición de construcción de instrumentos que se remonta a 3 siglos. De allí han salido miles de violines, cellos, contrabajos y muchos más instrumentos durante décadas. No en vano en esa pequeña localidad se fabricaban hacia el año 1900 el 80% de los instrumentos musicales que se hacían en Europa. Allí también fue donde Fred Wilfer fundó la factoría de Framus, la cual se convirtió en una de las firmas europeas que más cantidad y variedad de instrumentos musicales produjo durante su periodo de actividad entre 1946 y 1975.

Un poco de historia

Hacia 1982 un joven Hans Peter Wilfer, hijo del dueño de Framus, creó su propia marca de bajos con el nombre Warwick. A día de hoy, la factoría de Warwick en Markneukirchen es una de las más impresionantes que hemos visitado hasta la fecha sobre todo por su tremenda eficacia a la hora de tratar la madera y controlar la totalidad del proceso de producción hasta el más pequeño de los detalles y también por sus impresionantes almacenes de maderas exóticas. Además es una fábrica con cero emisiones desde hace años.

Warwick produce una limitada cantidad de instrumentos especiales cada año que rápidamente se convierten en objetos de coleccionista pero que siempre son sobre todo magníficos instrumentos para el uso diario.

Warwick Teambuilt Limited Edition 2020 Thumb Bass B.O. 5 Fretless

Warwick Teambuilt Limited Edition 2020 Thumb Bass B.O. 5 Fretless

Para este 2020 el modelo elegido ha sido el mítico Thumb Bass, un instrumento icónico y responsable en buena medida de la imagen de Warwick aunque lo cierto es que la marca hace muchos otros modelos. El característico cuerpo pequeño con forma de mano y pulgar (de ahí su denominación) y el uso de dos pastillas Single Coil colocadas en ángulo y cerca del puente constituyen la esencia del Thumb Bass.

Dentro del modelo Thumb Limited Edition 2020 hay dos modelos: el construido por la Custom Shop y limitado a 25 unidades, con un precio aproximado de 6000 Euros, y este que tenemos aquí que es de la serie Teambuilt donde el precio está mucho más contenido y además se ha ampliado la producción a 100 unidades.

Con una historia de más de 30 años a sus espaldas (el primer Thumb nació en 1985), este modelo ha sufrido como es lógico varias remodelaciones y mejoras hasta llegar a su forma actual. Si bien ninguno de estos cambios ha sido drástico, sí que son lo suficientemente significativos para haber conseguido refinar y perfeccionar el modelo.

Lo primero que percibimos es que el antiguo mástil Warwick Thumb muy grueso ha dado paso a uno mucho más fino y amable. No parece importante destacar esto ya que siempre hemos percibido que el músico tiende a clasificar un modelo de instrumento a partir de una experiencia concreta, y en ese sentido hay quien pueda pensar que el modelo Thumb le resulta incómodo por tener un mástil muy grueso, cuando en realidad eso es algo del pasado.

Este Thumb tiene un cuerpo de caoba con tapa de una pulgada de caoba rizada y mástil de ovangkol. Como puedes ver en las fotos, se trata de un modelo de 5 cuerdas y sin trastes. A priori los modelos Teambuilt sólo se producen en versión 4 y 5 cuerdas con trastes, pero a nosotros siempre nos ha parecido que el modelo Thumb se presta especialmente bien para ser un instrumento fretless por varios motivos, así que nos pusimos en contacto con Warwick para ver si era posible encargarlo y este es el resultado. Da gusto cuando una marca, includo de la magnitud de Warwick, están dispuestos a atender este tipo de peticiones.

Además de esa tapa de caoba rizada espectacular, este modelo de Edición Limitada incorpora herrajes dorados, lo cual creemos que le da un toque exclusivo innegable y súper elegante.

Warwick Teambuilt Limited Edition 2020 Thumb Bass B.O. 5 Fretless 2

En uso:

Como decíamos, hay algo en un Thumb Fretless que es casi imposible de conseguir en otros bajos. Si bien la colocación de las dos pastillas tan cercanas al puente hace que la diferencia entre las dos no sea enorme, lo cierto es que precisamente esa colocación favorece ciertas frecuencias medias que resultan especialmente bonitas en un instrumento sin trastes.

La pastilla de puente resulta bastante incisiva pero sin que por ello nos falte cuerpo (que además podemos reforzar usando los graves del EQ si lo deseamos). La pastilla del puente recuerda a un Precision, con unos medios graves bien pronunciados, pero con más definición. Al mezclar las dos pastillas obtenemos sin el más mínimo esfuerzo un sonido muy “vocal” que resulta tremendamente expresivo y que invita a tocar cualquier melodía. De repente la línea más sencilla cobra una nueva vida. Cabe destacar que funciona igualmente bien para solos, con esa calidad casi cantable que para grooves, con un sonido rico en medios graves que hace que la línea cobre una vida increíble.

Nuestro sonido preferido es precisamente este de las dos pastillas a la vez, aunque la pastilla del puente sola es muy tentadora también. Con cualquiera de esos sonidos tienes garantizado un fretless elegante, súper expresivo y que podría encaja en cantidad de situaciones, incluso aquellas para las que quizás nunca te has planteado un bajo sin trastes. Lo que en inglés se denomina “game changer”.

Mención especial, como siempre en esta marca, para las quinta cuerda, que es sencillamente perfecta. El volumen de cuerda a cuerda en este instrumento es totalmente homogéneo. La definición de cada una de las notas es increíble y esto se mantiene así incluso en el registro más grave. Esto es siempre importante, pero en el caso de un bajo sin trastes lo es mucho más ya que esa definición es la que te permite escuchar mejor lo que estás tocando y por tanto puedes controlar mucho mejor la afinación. Hablando de afinación, aunque veas el diapasón de ébano totalmente liso (algo que nos encanta), el mástil viene con los habituales puntos guía en el lateral del diapasón así que tienes una referencia visual estupenda y muy necesaria sobre todo cuando comienzas a tocar un instrumento sin trastes. Las horas de práctica y la memoria muscular, junto con un sentido del oído más fino harán el resto con el tiempo.

Las pastillas MEC Single Coil son activas y el previo MEC de 2 bandas es Activo-Pasivo. Esto significa que el bajo necesita pila en todo momento para funcionar, pero todo lo que tendrás que hacer es acordarte de desconectar el Jack del instrumento cuando no lo uses y llevar una pila de repuesto, eso es todo. La ausencia de ruido es total y el bajo entrega una señal potente al ampli, lo cual facilitará nuestro trabajo enormemente tanto en directo como en estudio.

Conclusión:

Da gusto comprobar que una marca que está a punto de cumplir 40 años de existencia sigue apostando por la excelencia e innovando año tras año. Este Teambuilt 2020 Limited Edition Thumb Bass es un buen ejemplo de ello.

Si estás buscando un bajo sin trastes definitivo y quieres que sea cómodo, ligero (este en concreto pesa 4.35kg, mucho menos que los Thumb de hace años que pasaban de 5kg fácilmente) y que además tenga una 5ª cuerda espectacular y sea súper consistente en cuanto a volumen entre notas y cuerdas, te recomendamos que pruebes este bajo si tienes ocasión. Podría ser perfectamente el fretless definitivo.  Además estarías adquiriendo un bajo de coleccionista que sin duda mantendrá buena parte de su valor o quizás la totalidad, algo que no le ocurriría a un bajo hecho en serie.

Joaquín García

0 comentarios en Warwick Teambuilt Limited Edition 2020 Thumb Bass B.O. 5 Fretles
Deja tu comentario