Revista de Bajos

Cort GB74JJ

CORT GB74JJ

Hace muchos años que Cort es un nombre muy establecido en la industria de la fabricación de instrumentos. Quizás no todo el mundo sepa que la fábrica de Cort empezó fabricando para otras marcas que les encargaban sus modelos “asiáticos” bajo las especificaciones indicadas por cada una para luego poner sus respectivos logos en ellos. Pero paulatinamente han ido dando más y más importancia a sus propios diseños con su enseña de marca. Y eso se ha traducido con el paso del tiempo en excelentes productos a precios más excelentes todavía en un segmento de mercado donde hay bofetadas por establecerse.

Los bajos GB JJ de Cort se presentan en dos versiones GB74 JJ de cuatro cuerdas y GB75 JJ de cinco cuerdas. En esta ocasión,  vamos a centrarnos en el GB74 JJ.

Cort presentó esta nueva serie GB 7 en 2017 y parece que su intención está clara: ofrecer instrumentos de estilo tradicional, que en definitiva son los que más busca la gente en estos días, con los elementos básicos a buen nivel de calidad y buscando siempre un precio más que atractivo.

Construcción

Y esta intención se confirma desde el primer momento en que se tiene el bajo entre las manos. Enseguida vemos cómo el hardware ya habla de calidad por sí solo: clavijas de afinación Hipshot ultraligeras y puente Omega de acero macizo de alta masa estilo Badass, probablemente el tipo de puente más valorado como opción de mejora para muchos bajos, incluidos los valoradísimos Fender de los años 60 y 70. Por lo que vale el instrumento, lo más normal era haber esperado un puente de aleación barato, que es lo típico en este segmento de precios.

Otra cosa que me ha llamado poderosamente la atención es la calidad del trabajo de los trastes. Con demasiada frecuencia he tocado bajos considerablemente más caros que resultaban incómodos de tocar porque los trastes sobresalían por sus extremos con la consiguiente sensación de raspadura en las manos. En este bajo, los trastes son impecables.

CORT GB74JJ

En cuestión de madera, también tengo que recurrir a elogios. En el ejemplar probado, el cuerpo era de fresno ligero de pantano. No sé si todos los lectores serán conocedores de lo que esto implica, pero para quien no lo sea, aquí va una breve explicación: la madera de fresno ligero es la que se utiliza en los bajos de alta gama en América y Europa. Quizás esta variante asiática no sea de tanta calidad en comparación, pero lo que sí puedo garantizar es que es que el bajo es bastante ligero y que la resonancia de la madera es más que aceptable (comprobación hecha con el bajo sin enchufar, que es un magnífico indicador de las propiedades sonoras de la madera).

Estéticamente resulta curioso el golpeador transparente. No a todos los bajos les “sienta” bien, pero en este caso, como la madera tiene un grano bonito, mi opinión personal es que ayuda a ofrecer una visión limpia del instrumento. En cuanto a si un golpeador protege o no, ya es otro cantar, por lo que habrá quien argumente que para pasar desapercibido, mejor no haberlo puesto. En fin, este es un terreno muy subjetivo, pero la verdad es que confiere cierta personalidad al modelo.

El mástil es de arce canadiense de alta dureza, al igual que el diapasón. La unión mástil-cuerpo es atornillada y el bajo ofrece bastante buen acceso a los trastes más agudos. Y otro detalle que también me ha dejado con la boca abierta: el acceso al alma es mediante una rueda. Este sistema, que siempre me ha parecido a años luz en comodidad, precisión y seguridad a la hora de manipular el alma, no hace mucho tiempo que solo estaba reservado para marcas de élite como Sadowsky o Music Man. En sus últimos modelos Elite, Fender empezó a incorporarlo, y ahora lo vemos en un bajo de gama económica. ¡Gran noticia, muchas gracias Cort!

Electrónica, Sonido

Pero estamos demasiado acostumbrados a bajos que sobre el papel presentan buena construcción pero luego no suenan en la banda. En otras palabras, que solos suenan fenomenal pero cuando los llevamos al local de ensayo, a grabar o a tocar en directo, se pierden en la mezcla.

Y es ahí donde la electrónica juega un papel decisivo. Las pastillas que monta este bajo son de fabricación propia de Cort, de alnico y canceladoras de ruido (noiseless). Su sonido es claro y hacen que las notas suenen con definición. Decíamos al principio que la pretensión de estos modelos era ofrecer bajos de estilo clásico con un buen sonido en consecuencia, y eso para lo que están diseñadas estas pastillas, con una dosis de medios suficiente para dotar al instrumento del característico sonido “jazz bass”.

CORT GB74JJ

Seguimos ahora con el previo, porque es un bajo activo, algo también difícil de creer cuando se mira la etiqueta del precio. Se trata de un sistema de 2 bandas a modo de los ya famosos “power jazz bass” que tanta aceptación tienen en el mercado: sonido jazz bass de toda la vida pero vitaminado con mayor capacidad de realce de graves y agudos. Los controles son volumen, balance de pastillas, agudos y graves, en una configuración típica en la que resulta mucho más práctico tener un volumen general que un volumen individual para cada pastilla.

El bajo también puede funcionar en pasivo, más como recurso de emergencia a mi criterio, porque cuando realmente da todo su potencial es en activo. Con solo realzar una chispa los graves ya logré sacar un sonido contundente y bien nítido desde el primer momento a través de un combo Mesa Boogie Walkabout. A partir de ahí, se abre un mundo de posibilidades de crecer en graves o agudos pero siempre sin perder de vista su “tono” de jazz bass y con calidad sorprendente.

Conclusión

Creo que ha quedado claro que este bajo me ha dejado más que satisfecho si tenemos en cuenta que vale poco más de 500 euros. No hay muchas opciones de colores (solo azul agua o ámbar, que es el que traemos a estas páginas), pero desde luego que las dos que existen son bastante diferentes y otorgan otro punto de distinción al instrumento.

No tengo ninguna duda: es una compra excelente, con una calidad de construcción, materiales y sonido un par de peldaños por encima de otros instrumentos en su rango de precios. Tanto si quieres empezar con un bajo de buen nivel, como si quieres un instrumento de respaldo con garantías, o si simplemente quieres sonar bien pero no gastar mucho dinero, no te equivocarás echando un vistazo al Cort GB74JJ.

Jerry Barrios

0 comentarios en Cort GB74JJ
Deja tu comentario