Revista de Bajos

ISP Beta Bass

ISP BETA BASS

Es una tendencia creciente, y pronostico que se incrementará en el futuro, el que cada vez más bajistas opten por llevar como único equipo su previo/DI y confíen en el equipo de PA y el sistema de monitores para la amplificación de su instrumento. Evidentemente hay que conocer el equipo y escenario donde vamos para no encontrarnos sorpresas, pero cuando esto se puede hacer, estamos ante el cumplimiento de uno de los sueños de muchos bajistas, profesionales y no profesionales: cero carga y cero transporte de equipo.

La compañía americana ISP Technologies ha visto con claridad que esta es una de las direcciones ciertas de la amplificación (mejor dicho, de la no amplificación) en los próximos años ya desembarcó en esta playa con su preamplificador Beta Bass con formato para montaje en rack, pero ahora ha ido un paso más adelante, pensamos que con total acierto: el previo Beta Bass en formato de pedal con todas las funciones y prestaciones de su predecesor, y alguna más. Sin duda, si se trata de simplificar al máximo el volumen y el peso del dispositivo, el formato “pedal” gana por goleada al formato “rack”.

Presentación y diseño

El Beta Bass se presenta en color cobalto y cuenta con tres conmutadores de pie y 14 controles giratorios de gran tamaño. Como pasa cuando uno se enfrenta a una mesa de mezclas plagada de mandos y botones, esta cantidad de controles puede dar un poco de “respeto” en primera instancia, pero esto se vence enseguida en cuanto empezamos a mirarlos “por grupos” en lugar de como un todo.

Su tamaño no es mucho más que el de dos pedales afinadores juntos, y su alimentación es a través de un adaptador de corriente de 9 V, aunque aquí aparece una de las excelencias tecnológicas de este cacharro: el pedal convierte internamente el suministro de 9 V y lo convierte en 15 V, lo que aumenta notablemente el margen dinámico.

La fila superior de controles pertenece a la sección “limpia” del preamplificador. Después del control de ganancia situado en el extremo izquierdo, hay una ecualización de 4 bandas que incluye diales duales de medios con dos controles de barrido de frecuencias que trabajan juntos para proporcionar una ecualización semi-paramétrica. El rango de frecuencias para los medios cuenta con una gran amplitud: de 60 Hz a 60 kHz.

La segunda fila de controles consta de cinco secciones diferentes. La primera es el umbral de compresión, diseñado de forma que al músico le resulte muy sencilla su utilización: un solo control que también ajusta la relación de compresión. A continuación está el mezclador del excitador, que permite mezclar con la señal limpia tanta cantidad de manipulación de fase (efecto del excitador) como se desee. A este control de mezcla le acompaña el ecualizador del excitador, cuya función es ajustar los medios y los agudos del excitador. El siguiente dial se denomina “Decimator”, y sirve para controlar la tecnología de reducción de ruido patentada por ISP. Seguimos de izquierda a derecha para encontrar la sección de distorsión, con controles de ganancia y de mezcla, y por último un control de nivel general. Los tres conmutadores de pie controlan la activación/desactivación de la compresión, del excitador y de la distorsión respectivamente.

ISP BETA BASS controles

Prueba de sonido y prestaciones

Realicé la prueba con mi Fender Precision Pino Palladino, una etapa de potencia GR Bass (Pure Amp 300) y una pantalla también GR Bass 2 x 12. Es evidente por qué elegí esta configuración de amplificación: dado que el Beta Bass es un preamplificador, lo suyo era conectarlo a una etapa de potencia sin previo para que el previo del cabezal no influyese ni lo más mínimo en el sonido, en una situación similar a la que encontraremos si vamos directos a un equipo de PA. Y dado que las etapas de potencia para bajo de GR Bass son “las etapas” por excelencia y con más calidad del mercado en cuestión de formato digital reducido, pues era evidente la elección.

La sección limpia no puede ser más “respetuosa” con el sonido del bajo cuando se pone plana. La actuación de los controles de graves y agudos sobre el tono es inmediata y enseguida se nota con solo girar los controles un poco. Ahora, eso sí, no colorea el sonido de forma artificial, como pasa con otros muchos previos de pedal, sino que mueve el sonido original por el espectro de frecuencias para poder instalarlo en nuestro timbre preferido. Ya solo por la calidad que proporciona esta sección (preamplificador limpio + ecualización), merece la pena adquirir este pedal como previo/DI.

Pero si nos adentramos en las posibilidades de la hilera de abajo, empezamos a tener verdadera capacidad de prestaciones. Seguramente todas las que podamos necesitar para mandar al sistema de amplificación una señal con exactamente el sonido que queramos.

La sección del compresor es muy uniforme y nada brusca, y va añadiendo compresión de manera suave y bastante matizada, no siendo hasta alcanzar el 75 % del recorrido del control cuando el circuito empieza a “aplastar” el sonido.

El control del excitador añade cierta riqueza y dulzura de armónicos al sonido, y la mejor manera de sacarle pleno partido es primero encontrar el punto deseado de ecualización con los controles de la fila superior y después activar el excitador, que lo que hará será resaltar dicho tono, dándole algo así como más “vida”. Es una función muy interesante que abre el plano tímbrico del instrumento. A quien guste de tocar slap le encantará porque encontrará siempre los mejores picos.

ISP BETA BASS

La sección de distorsión es una de las estrellas de este Beta Bass, y con el control de mezcla se puede viajar de un extremo a otro: desde una pizca de saturación añadida al sonido limpio hasta cotas de agresividad sonora muy notables. Y si se utiliza conjuntamente con el excitador es una experiencia también a explorar, ya que la dulzura de armónicos del excitador lleva la distorsión a un plano más presente y proporciona muchas más posibilidades y colores con los que jugar.

Conclusión

Este pedal es mucho pedal. Si partimos de la base de que ISP es una marca de alta calidad, no podemos esperar que este producto no lo sea. Y efectivamente, no defraudará a nadie. Si quieres un previo, lo tiene y muy bueno. Si quieres los efectos que contiene, no te será fácil encontrarlos mejores en formato de pedal. Está diseñado para el bajo y eso se traduce en un sonido absolutamente magnífico y respetuoso con el espectro de frecuencias del instrumento. Barato no es precisamente (525 euros en la web de Todobajos en el momento de escribir este artículo), pero vale la mitad que otros preamplificadores con las mismas capacidades. Hay muchos previos en formato de pedal en el mercado, pero creo poder afirmar que este es el más completo, con más y mejores prestaciones, el equipo ideal para lo que decíamos al principio: llegar a tocar sin ampli… lo que no quiere decir que con tu ampli no sea también una pieza de lujo para sonar bien de verdad.

Jerry Barrios

0 comentarios en ISP Beta Bass
Deja tu comentario