Revista de Bajos

Markbass EVO 1

Markbass EVO 1

No es precisamente Markbass una compañía despreocupada por la innovación y los avances, sino más bien todo lo contrario: la evolución está en su ADN y es su identidad desde que nació. Y buena prueba de ello es el paso adelante de gigante que da con el nuevo cabezal EVO 1

La marca italiana siempre se ha caracterizado por su afán romper moldes en cuestión de diseño y tecnología, y buen ejemplo de ello fue el lanzamiento de su Multiamp en 2013. Sin embargo, este fue un modelo que, pese a su enorme calidad y sus impresionantes posibilidades, no caló entre los bajistas por dos razones importantes: era bastante complicado encontrar los sonidos y su precio era alto.

Pero conscientes de esa problemática, Markbass ha introducido a finales del año pasado un cabezal que puede ser lo que muchos bajistas estaban buscando: un amplificador basado en la tecnología del modelado con toda la versatilidad del Multiamp pero con un sistema de utilización mucho más directo.

Concepto y diseño

Parte de esta facilidad de uso radica en su estructura de diseño de dos canales, típica de los amplis de nivel “de toda la vida”. Incluso carece de pantalla. De hecho, nada más sacarlo de la caja ya se puede conectar a la pantalla o pantallas y empezar a disfrutar de un gran sonido de bajo basado en tu cabezal favoritos y de efectos en cuestión de segundos.

Veamos qué tiene que ofrecernos. El canal 1 y el canal 2 son casi simétricos. Cada uno de ellos dispone de un selector que permite elegir entre seis modelos de amplificador predeterminados, lógicamente distintos en cada canal. En el manual de instrucciones del cabezal aparecen referenciados los nombres de los amplificadores emulados, entre los que se encuentran modelos de Ampeg, Fender, Trace Elliot, Sunn, SWR, y otros más, incluyendo modelos de la propia marca Markbass.

En el canal 1, además de seleccionar el modelo de amplificador, podemos ajustar la ganancia y la ecualización. Esto no te complicará mucho la vida, pues en definitiva solo tenemos tres bandas (graves, medios y agudos), pero sus frecuencias centrales de actuación están tan bien elegidas que con ellas cubrirás todo el espectro. Y para más margen dinámico, no es una ecualización solo de realce, sino que ofrece realce y recorte en una apreciable cantidad: 16 dB.

Markbass EVO 1 traseraA continuación de la ecualización está el control de nivel del canal y el control de nivel del efecto interno que lleva incorporado dicho canal 1 (un chorus), con su propio LED de estado. Por último encontraremos el volumen general y un jack de auriculares con su propio control de volumen (¡muy de agradecer!).

El canal 2 es prácticamente una réplica del canal 1, como ya hemos dicho: mismo selector de modelos de amplis, misma ganancia, misma ecualización y mismos control de nivel del canal y también un control de nivel del efecto que lleva incorporado el canal 2, que es un octavador.

A lo descrito tenemos que sumar un control de mezcla entre ambos canales y un microconmutador abajo a la izquierda para seleccionar un canal, el otro, o ambos, además de un afinador que cuando está en funcionamiento silencia la salida del amplificador (también muy de agradecer).

Por último, en el panel posterior hay dos salidas de línea balanceadas y dos bucles de efectos independientes, salidas para dos bafles con conector mixto jack/speakon, puerto USB y puerto de entrada MIDI para la conexión del pedal conmutador opcional que permite la selección de modelos y efectos para cambiar entre ellos.

Manejo y sonido

El uso y obtención de un excelente sonido desde el principio es tarea sencilla: seleccionas el modelo de ampli que quieras, ajustas la ecualización a tu gusto, y listo. Entre los dos canales, partimos con 12 emulaciones más dos opciones de efectos (chorus en el canal 1 y octavador en el canal 2), ambos de muy buena calidad, aunque el único ajuste que se puede hacer sobre ellos es la cantidad de efecto aplicada al sonido.

El disponer de dos entradas significa que se pueden conectar dos bajos al amplificador al mismo tiempo, cada uno de ellos con su propia ecualización y efecto. Otro posible uso de la potencialidad del cabezal es poder elegir dos combinaciones de emulaciones de amplificadores y efectos diferentes y mezclarlas a tu gusto.

Imaginemos un Fender Bassman con una ligera saturación combinado con un Trace Elliot cuya personalidad es básicamente el sonido limpio, con pegada y un toque de compresión… Yo no he necesitado imaginármelo: lo he comprobado y el resultado es realmente fantástico.

Pero además de estos planteamientos básicos desde la pura dimensión de cabezal para tocar con pantallas, podemos sacar mucho más rendimiento al EVO 1, porque cuando lo conectes a tu ordenador, mediante un software específico podrás entrar en un mundo con enorme potencial.

Markbass EVO 1

Utilizando los menús desplegables, podrás seleccionar docenas de diferentes modelos de amplificadores, además de hasta un total de seis efectos: compresor, filtro de envolvente, reverb y delay, además de los mencionados chorus y octavador que vienen predeterminados de fábrica. Y por supuesto, mediante el software, puedes cambiar las asignaciones de los 12 presets de emulaciones del cabezal y del efecto de cada canal. En otras palabras, empezarás con los presets de modelos de amplis y efectos que vienen de fábrica, pero puedes variarlos a tu antojo a través del software y configurar el cabezal con virtualmente ilimitadas opciones.

¿Y en cuanto a potencia? Pues con 300 vatios a 8 ohmios y 500 vatios a 4 ohmios, no te faltará volumen en la mayoría de las circunstancias, incluso en escenarios grandes.

Por último, decir que los modelos de emulaciones de amplificadores, que son la parte estrella del cabezal, son increíblemente fieles representaciones de los sonidos de los amplificadores originales. Yo que tengo ya más años que el canalillo, y más de 40 tocando el bajo, he tenido muchos de estos amplificadores y, además, he tocado también en algunas ocasiones con otros que no he tenido, y puedo atestiguar el acierto del sonido, si la memoria y el recuerdo de la percepción auditiva no me fallan. Pero lo de lo que sí que estoy cien por cien seguro es de que cambiar de un sonido a otro y saltar de una emulación a otra es realmente divertido y gratificante.

Conclusiones

Parece que por fin una marca ha decidido que los bajistas tenemos los mismos derechos que los guitarristas. El mundo de la amplificación de guitarra está lleno de amplificadores de modelado, pero para nosotros digamos que solo caían las migajas. Gracias a Markbass y a su EVO 1 esto da un giro radical. Me encanta este amplificador. Es perfecto para cambiar de sonido cada vez que te apetezca, igual que cambias de ropa cada día. Y no digo nada para quien toca en más de una banda y tiene necesidad de sonidos diferentes. Sumemos a esto su impresionante capacidad de edición y estaremos ante lo que tiene toda la pinta de ser la tendencia en amplificación de bajo en los próximos años. En el mundo de la guitarra lleva tiempo instalada esta tendencia, pero para los bajistas es relativamente nueva. ¡Bienvenida! Por si esto os dice algo, según escribo esto me consta que en el NAMM 2018 alguna marca de primer orden ya ha presentado algo parecido… Esto son buenas noticias porque tendremos dónde elegir y se abaratarán los precios, aunque el EVO 1 no llega a los 800 euros, que para todo lo que ofrece no es, ni mucho menos, caro.

Jerry Barrios

0 comentarios en Markbass EVO 1
Deja tu comentario