Revista de Bajos

Darkglass Element review en español

Darkglass Element

Cada vez que nos llega una cajita negra en la que la firma Darkglass acostumbra a empaquetar sus productos, tenemos la certeza de que estamos ante algo especial. La última incorporación al catálogo de esta gran firma afincada en Helsinki, Finlandia, recibe el nombre de Element y es una de esas herramientas que vienen a solucionar un montón de problemas y situaciones para los bajistas (y guitarristas también en este caso).

La construcción de esta unidad no difiere de otros productos Darkglass. Un chasis de aluminio pulido sin aristas perfectamente acabado aloja todas las conexiones y controles sin dar en ningún momento la sensación de estar todo apretado sino lo contrario. Lo primero que nos llama la atención es la ausencia de potenciómetros en la parte superior. En su lugar tenemos tres ventanas alargadas negras que, una vez alimentamos la unidad con un transformador estándar de 9 Voltios, nos permite ver una fila de LED’s que subimos o bajamos con la yema de los dedos. Los ingenieros de Darkglass afirman que esto elimina la posibilidad de fallos mecánicos asociados con los potenciómetros de toda la vida. Seguramente es así, pero es que además estos LED’s le dan un aspecto “high tech” increíble al Element. Sospechamos que vamos a ir viendo más y más aparatos con este tipo de controles en el futuro porque nos parece una idea genial.

Darkglass describe al Element como “Headphone Amp-Cabinet Sim”, es decir, un amplificador de auriculares y un simulador de altavoz. Si bien esto es cierto, la verdad es que hay mucho más y encontrarás usos diferentes para esta pequeña maravilla.

La aplicación más obvia es usarlo como amplificador de auriculares. Puedes conectar tu bajo directamente (o después de tus pedales) a la entrada “Instrument In”, elegir una de las 5 excelentes simulaciones de altavoz (basadas en Impulsos ó IR) o bien seleccionar el modo bypass. Conectas tus auriculares  al a salida Phones 1 ó 2, subes el volumen y comienzas a disfrutar de un sonido increíble.

El control Blend situado en el centro del panel superior te permite obtener la mezcla perfecta entre la señal de tu instrumento y la música que envíes al Element desde una fuente externa, bien con un cable con conector Minijack de 1/8”, o bien via Bluetooth.

La salida XLR (con interruptor para levantar la tierra) se encarga de llevar tu sonido del mejor modo a tu interfaz de grabación o bien a mesa de mezclas en vivo. La música que le llega al Element via Bluetooth o cable sólo sonará en tus auriculares así que podrías tocar sobre una base, una claqueta o incluso un envío auxiliar desde la mesa de mezclas y mandarle al técnico un sonido de bajo impecable (con o sin simulación de altavoz).

Contamos con una segunda salida de auriculares con su respectivo control de volumen de modo que dos personas pueden estar escuchando lo que está procesando el Element.

Darkglass Element

Sonando

Pasamos ahora a lo divertido, es decir, probarlo. Conectamos un Fender American Original 60’s Precision Bass a la entrada Instrument In, unos auriculares Audio Technica ATH-M50X, subimos el volumen de la salida de auriculares 1 y obtenemos un sonido totalmente limpio y libre de ruido que directamente podemos calificar como uno de los mejores sonidos de bajo a través de cascos que hemos oído nunca. Por fin podemos apreciar el rango de frecuencias completo de nuestro instrumento, desde la fundamental de las notas más graves hasta los detalles más sutiles, todo ello de un modo tremendamente natural y como decimos, sin ruidos.

A partir de aquí podemos elegir una de las 5 simulaciones de altavoz con la que viene cargado el Element de fábrica, para lo cual tan sólo tenemos que pulsar en la zona marcada 1-5 durante un segundo. El modo 1 refuerza los graves y atenúa ligeramente los agudos, de modo que conseguimos un sonido muy lleno y profundo que se nos antoja ideal para casi cualquier grabación. El modo 2 va un poco más allá y entrega aún más graves (que en este caso los auriculares Audio Technica soportan sin problema), al tiempo que se reduce un poco más la respuesta de agudos pero sin llegar a ser un sonido apagado en ningún momento. El modo 3 es totalmente diferente ya que obtenemos unos graves similares a los del modo 1 pero con un realce de medios en torno a los 500Hz que resulta ideal si entre el bajo y el Element has incluido una unidad de overdrive o distorsión. Los modos 4 y 5 son impulsos basados de hecho en pantallas para guitarra pero siguen sonando bien con el bajo.

Afortunadamente estos 5 presets no dejan de ser una muestra de lo que el Element ofrece ya que mediante la suite de Darkglass y usando el cable incluido USB-C puedes incorporar en la unidad tus 5 impulsos preferidos y así obtener el resultado que prefieras para tu bajo, tu banda, etc.

Decíamos antes que el uso más habitual es conectar tu bajo (o tu bajo a través de pedales) a la entrada Instrument In, pero el Darkglass Element también permite usar tu cabezal y pantalla y de ahí ir a la entrada Amp In (siempre que el cabezal sea de 900W máximo). O bien si tu cabezal es de máximo 100W puedes conectarlo a la entrada Amp In y de la salida Speaker Out ir a tu pantalla. Aquí debemos mencionar que el Element no es una “Loud Box” o atenuador donde puedas conectar tu cabezal sin usar una pantalla, aunque en realidad esto sí que será posible si el cabezal que usas es un Darkglass de Clase D y probablemente otros amplificadores con esa misma tecnología ya que estos sí que permiten el uso en vacío sin una carga conectada. Lo que no puedes hacer nunca es usar un instrumento en la entrada Instrument In y otro instrumento en la entrada Amp In usando un cabezal, ya que eso podría dañar la unidad.

Darkglass Element

on un PVP recomendado de 299€ Iva Incluido podría parecer que es un producto caro, pero es que su uso va mucho más allá de un mero amplificador de auriculares. No sólo ofrece el mejor sonido por cascos que hemos oído en mucho tiempo, sino que además es un aparato perfecto para grabar bajos con muchísima calidad en muy poco tiempo gracias a las impresionantes simulaciones de altavoz y la excelente salida balanceada XLR de calidad de estudio. De hecho no hemos podido resistirnos y hemos grabado el bajo de un proyecto usando tan sólo un Precision fretless del 78 y el Element con el Impulso Nº1 y el resultado ha sido absolutamente definitivo. Pocas veces hemos conseguido grabar con esta calidad en tan poco tiempo.

Por ponerle alguna pega, quizás nos habría gustado que el Element funcionara con pilas para poderlo usar en el bus, en el jardín, etc., pero los chicos de Darkglass hacen gala de una profunda conciencia ecológica y no permiten que sus productos se alimenten de ese modo. De todos modos esto tiene fácil solución ya que hay en el mercado cantidad de fuentes de alimentación recargables que te darán horas de uso a tus pedales y al Element sin necesidad de tener un enchufe cerca y sin dejar residuos en forma de pilas gastadas.

Joaquín García

0 comentarios en Darkglass Element review en español
Deja tu comentario