Revista de Bajos

Fender Precision American Vintage 58 Roasted Ash

Fender Roasted

 

Fender ha puesto en el mercado una excelente sorpresa de otoño: una edición especial de modelos American Vintage denominada “Roasted Ash” (fresno horneado), y en lo que al bajo respecta, el premio gordo ha recaído sobre el señor de los bajos, el bajo por excelencia con el que empezó todo: el Precision.

 

Desde su introducción a principios de los años 80, la serie American Vintage de Fender ha sido la fuente más directa para disfrutar de bajos nuevos con las características de los bajos clásicos que tantas páginas de gloria escribieron en la música moderna. En algunos momentos del pasado, Fender se fue permitiendo ciertas licencias para incluir en estos bajos algunas pequeñas variaciones que podían no ser cien por cien fieles a la época que evocaban, pero en las últimos años todos los modelos han sido construidos con la fidelidad más absoluta al periodo que figuraba en su nombre: han vuelto a utilizar herramientas de fabricación de idéntica factura que las originales, han rediseñado el bobinado de las pastillas para responder milimétricamente al tono de aquel entonces, han reformulado los barnices y han respetado los colores. Puede decirse que técnicamente no hay diferencias constructivas entre un bajo original de época y uno de la serie American Vintage.

Fender Precision

El carácter vintage más genuino

Construido con idéntica maquinaria con la que se fabricaba a finales de los años 50, según explica Fender, el Precision American Vintage ’58 Roasted Ash Edición Limitada puede que sea el Precision con más fidelidad al espíritu “vintage” que existe en el mercado. Todas las maderas del instrumento (fresno en el cuerpo y arce en el mástil y diapasón) han sido horneadas (es lo que significa “roasted” en inglés) para eliminar la humedad y cristalizar las resinas para conseguir un bajo cuyo timbre es el de un instrumento envejecido por el uso. Dicho de otro modo: se ha aplicado un envejecimiento físico provocado cuyos efectos son los mismos que los del paso del tiempo.

Dos atractivos hacen de él un bajo de deseo: es un instrumento que te hace retroceder en el tiempo y es una serie limitada de las diferentes de verdad (solo 200 construidos en todo el mundo y no tiene antecedentes en el catálogo de Fender) que ya ha sido distribuida a las tiendas y que cuando se haya ido, no habrá posibilidad de conseguir más ejemplares.

El resultado estético del proceso de horneado es también otro atractivo, porque visualmente este Precision no tiene parangón, y ofrece una personalidad distintiva con esos tonos marrón tostado. Es una sensación de desgaste pero con aires sofisticados que resulta completamente nueva en este modelo archiconocido.

Maderas horneadas que suenan

Este Precision Roasted no solo está construido con detallado respeto a las características originales, sino que su sonido es tan resonante como el de un bajo perfectamente envejecido por el transcurso del tiempo. El tratamiento térmico al que se someten las maderas en el horno da lugar a una madera que reacciona igual que la de una madera con 60 años de vida. Así mismo, la fina capa de laca nitrocelulosa aplicada sobre la madera es la que supuestamente puede encontrarse en un bajo de 1958 tras el desgaste y adelgazamiento derivado del uso.

Es sabido que, además de la mencionada resonancia, el sustain es otro de los rasgos sonoros de los bajos vintage, y felizmente es otra de las características que destacan en este bajo, respondiendo a los mismos efectos físicos originados por el horneado de la madera: eliminación de la humedad (madera mucho más seca) y cristalización de la resina (estructura molecular con una cohesión propia de la madera madura).

Fender Precision Roasted

Máxima calidad

La construcción no puede ser más exquisita. Las sensaciones que transmite al tocarlo son las de un bajo de boutique, mucho más cerca de la calidad habitual de las piezas hechas a mano por la Custom Shop de Fender que de los modelos de producción estándar. El mástil se recorre deliciosamente, el equilibrio tanto colgado como tocando sentado es perfecto y, para mayor abundancia en sus cualidades a destacar, es de gran ligereza, no llegando a superar los cuatro kilos.

En cuanto a sonido, ya está comentado todo: sonido clásico de Precision en el alcance más amplio de la acepción, con ese puro tono redondo, articulado y caliente a la vez, de los tan buscados bajos pre-CBS.

Veredicto

Con un precio de 2.199 , casi la mitad que un instrumento de la Custom Shop, una tirada tan corta y tanta excelencia reunida en sonido y mueble, no van a durar mucho en las tiendas, ni españolas (no sabemos cuántos habrá asignado Fender a este humilde país en cuestiones bajísticas) ni internacionales. Estamos seguros de que este es un bajo que dentro de unos años incrementará su valor en el mercado de segunda mano. Estamos ante un ejemplo claro de que novedad y valor clásico pueden resultar una combinación muy atractiva.

Jerry Barrios

Fender

Precision Roasted

Fresno

Arce

Arce

20

Hueso

American Vintage selletas de acero

Cromado

American Vintage invertidas abiertas

American Vintage ’58 Split Single-Coil

Volumen y Tono

Lateral

Natural Roasted

0 comentarios en Fender Precision American Vintage 58 Roasted Ash
Deja tu comentario