Revista de Bajos

Meridian Horizon 5 Poplar Burl Fretless Bass

Meridian Horizon 5

Nos encanta analizar nuevos productos que o bien llevan poco tiempo en el mercado, no tenían distribución en España hasta hace poco, o ambas cosas. Ese es el caso Meridian, nombre comercial de los bajos que construye el luthier Davide Cardone desde su taller en Avezzano, Italia.

Davide comenzó a fabricar bajos en 2006 pero fue en 2008 cuando nació Meridian como marca. Él trabaja solo ya que, al igual que otros luthiers, considera que ese es el único modo de controlar al 100% el proceso de construcción y de poder terminar los instrumentos exactamente como él quiere. Vista la calidad de este modelo que hoy analizamos para Bajos y Bajistas, damos fe de que su enfoque es todo un acierto.

Como se suele decir, nadie nace aprendido, y eso mismo le pasó a este luthier. Su primer bajo literalmente no soportó la tensión de las cuerdas y se partió, de modo que decidió estudiar en serio todo lo que hace que un instrumento funcione.

Si hay algo que llama la atención de los bajos Meridian, más allá de la belleza de las maderas utilizadas es que por un lado tienen un diseño propio que no parece estar inspirado en otras marcas (algo que nos encanta), pero es que además hay una armonía de diseño evidente que hace que surja el flechazo a primera vista. Más allá de gustos personales, se trata de un diseño donde todas las curvas y proporciones parecen responder a un trazo realmente acertado. No en vano Davide nos cuenta que la arquetípica forma de la elipse es la base de todo y que eso es algo que aprendió cuando estudió arte y que se encuentra presente en la pintura, la escultura y la arquitectura. Afortunadamente, estas cuidadas proporciones son sólo la bienvenida visual a unos instrumentos que son sin duda impresionantes en muchos otros aspectos.

Meridian Horizon 5 Poplar Burl Fretless Bass

Una característica común a todos los bajos Meridian es que siempre se usan maderas que llevan secándose nada menos que entre 25 y 35 años, algo nada habitual. De hecho cada bajo viene con una completa carpeta con toda la documentación en cuanto a la procedencia y el tiempo de secado de la madera. Al igual que ocurre con los bajos del luthier alemán Gerald Marleaux, la mayoría de los instrumentos Meridian utilizan una electrónica propia, en este caso hecha por el colaborador Franco Torti, consiguiendo así el rendimiento exacto que espera el luthier, aunque en este caso como veremos más adelante ha optado por un previo Darkglass Tone Capsule ya que quería lograr un tipo de sonido en concreto.

También es fundamental el barniz que llevan estos bajos y que ha costado años conseguir. La idea es que el barniz proteja a la madera pero permitiéndola vibrar. Según Davide Cardone, muchos luthiers usan nitrocelulosa por este motivo, pero al final aplican 25 capas para conseguir un acabado estéticamente aceptable y eso impide que la madera vibre. Él usa un método diferente para conseguir esa mezcla de protección y flexibilidad.

El mástil de todos los bajos Meridian es fino y rápido pero con suficiente sustancia como para sentirse cómodo instantáneamente.

El modelo que analizamos se denomina Horizon Fretless 5 y es la versión de Meridian del concepto Singlecut, es decir, cuando el cuerno superior se mantiene unido al mástil para aumentar el sustain.  La versión Singlecut de Meridian nos parece realmente equilibrada y mucho más armoniosa que otros bajos que siguen este diseño y acaban siendo un tanto “aparatosos”.

El cuerpo de fresno tiene un grosor de sólo 38mm. Sobre él se monta un mástil de arce duro cortado en 1986 atornillado con diapasón sin trastes de phenolic y 2 octavas completas. Nos encantan las originales marcas de posición que, en este caso, están hechas con finas láminas de aluminio. Suficiente para ayudarnos con la afinación y mantener la elegancia tremenda que exhibe este fretless. El uso de phenolic en lugar de ébano no es casual. Davide está convencido de que este material sintético es no solo una alternativa sino una ventaja sobre la madera ya que es una superficie más dura donde a la larga habrá menor desgaste por el roce de las cuerdas, pero sobre todo lo ha elegido porque favorece enormemente el sustain.

El acceso al final del diapasón es realmente cómodo gracias al diseño ergonómico del encaje del mástil atornillado al cuerpo usando 5 tornillos.

Meridian Horizon 5 Poplar Burl Fretless Bass cuerpo

Para la tapa se ha elegido una pieza realmente espectacular pieza de Buckeye Burl sobre la cual se monta una sola pastilla Delano Dual Coil en el “sweet spot” y una rampa entre la pastilla y el final del mástil.

Nos encanta el concepto de un bajo fretless con una sola pastilla ya que normalmente cuando usamos un bajo sin trastes siempre buscamos ese sonido casi vocal que tienen los buenos fretless y que hacen que incluso una sencilla línea de bajo o una pequeña melodía cobre una vida increíble. Pues bien, dicho sonido viene siempre cuando usamos una pastilla localizada en el “sweet spot” que es donde se captan todos los armónicos de la cuerda. En este caso tenemos un switch para convertir la pastilla en Humbucker o Single Coil, según prefieras.

El segundo interruptor se encarga de activar el maravilloso previo Darkglass Tone Capsule que parece hecho a medida para este bajo. Cuando lo activas tienes acceso a 3 bandas de EQ pero en este caso las frecuencias no son las habituales que esperarías de un previo de 3 bandas sino que todas se encuentran en frecuencias más bajas. De este modo los graves están centrados en 70Hz, los Medios-Graves en 500Hz y los Medios-Agudos en 2.8kHz). Es decir, no hay control sobre unos agudos en 6, 8 ó 12kHz como en otros bajos, pero la verdad es que no echamos de menos ese control en absoluto ya que de hecho el control de Medios-Agudos es tremendamente efectivo a la hora de controlar las frecuencias altas, mientras que los Medios Graves aportan un cuerpo y definición de nota que facilita enormemente esas líneas rápidas en semicorcheas. Genial.

En cuanto a herrajes se ha usado material Hipshot tanto en el puente (estilo B) con separación de cuerdas de 19mm, como en el clavijero (modelo Ultralite) el cual ayuda a mantener tanto el peso como el “cabeceo” a raya. Nos encanta la combinación de una cejuela estrecha (45mm) y una separación generosa en el puente (19mm entre cuerdas) ya que de este modo ambas manos están siempre relajadas y cómodas. Esto unido al perfil del mástil hace que tocar este J-24 sea una experiencia genial. Sin duda, un 5 cuerdas realmente cómodo.

EN USO

Como siempre, el momento de la verdad llega al conectar el bajo a un buen ampli. En este caso hemos hecho las pruebas en un equipo Aguilar (AG700 + SL410), un combo AER Basic Performer, así como directo a una tarjeta de sonido Focusrite para hacer unas pruebas de sonido. Pero antes de usar un cable hemos estado unos minutos tocando el bajo a pelo porque pese a ser un instrumento eléctrico, sabemos que si un instrumento está bien hecho, obtendremos una respuesta “acústica” óptima que luego se traducirá en un buen sonido “eléctrico”. Ese es exactamente el caso con este Horizon 5. Incluso sin conectarlo ya obtenemos una respuesta inmediata, mucho sustain y un timbre cantable muy bonito. Ninguna sorpresa en ese sentido al conectar el cable y subir el volumen, por tanto.  El sonido, como puedes esperar, es sensacional. La pastilla Delano Dual Coil ofrece dos sonidos bien diferenciados en sus dos modos así que entre eso y la acertadísima EQ del previo tienes todo lo que necesitas para disfrutar de uno de los mejores sonidos fretless que hemos oído en bastante tiempo. Sin duda a la altura de bajos con el doble de precio.

Meridian Horizon 5 Poplar Burl Fretless Bass puente

 El instrumento suena precioso en pasivo, y jugando con los dos modos de la pastilla ya tienes dos sonidos realmente útiles: en Single Coil tienes todo el contenido armónico de cada nota con una nitidez espectacular y cero ruido. Si cambias a modo Humbucker el sonido se vuelve un poco más oscuro y aumenta el nivel de salida sutilmente. Ambos son sonidos perfectos para diferentes usos. Al activar el previo Darkglass lo que notamos es un ligero aumento de la señal general así como un realce del brillo muy natural y nada estridente. A partir de ahí jugando con las 3 bandas de EQ tan bien elegidas podrás obtener más variedad de sonidos aún, pero siempre dentro de un timbre tremendamente musical y con un carácter propio que nos encanta.

Se trata de uno de esos casos donde la suma de las partes crea un todo superior. Es difícil saber hasta qué punto es por la construcción Singlecut, el uso de las maderas, el barniz, la pastilla Delano, el previo Darkglass, el diapasón de phenolic o la suma de todo ello, pero lo cierto es que tenemos un sonido freltess perfecto, con un sustain increíble en las 5 cuerdas y en todo el registro del instrumento donde hay un equilibrio entre frecuencias sencillamente ideal. En función de la posición de tu mano derecha y el modo de pulsar podrás obtener una enorme variedad de sonidos sin necesidad de modificar los controles, desde un sonido pseudo contrabajo convincente a uno mucho más incisivo, definido y con una notable calidad “vocal”. Este es un bajo donde todo suena bien, así de sencillo, alcanzando cotas de expresividad realmente notables. Las discretas marcas en el diapasón son todo lo que necesitas como referencia inicial de afinación, aunque enseguida te darás cuenta de que la combinación de memoria muscular y oído te hacen afinar sin problema. La enorme definición de cada nota ayuda mucho en este sentido también.

Mención especial merece la quinta cuerda ya que pese a ser un bajo de escala tradicional de 34”, el Si tiene un volumen y definición sencillamente perfectos. Es más, ese sustain largo del que hablábamos antes se encuentra presente también en esa cuerda y esto es algo que celebramos porque no siempre ocurre. De hecho estamos acostumbrados a probar algunos bajos sin trastes fantásticos de 5 cuerdas donde la única pega es que la quinta se queda demasiado oscura comparada con las otras, así que es maravilloso comprobar la tremenda consistencia de cuerda a cuerda de este Meridian Horizon 5 fretless.

Meridian Horizon 5 Poplar Burl Fretless Bass pala

 

CONCLUSIÓN

Estamos ante un bajo de gama alta hecho por una sola persona a partir de maderas súper estables, componentes de primera, con un diseño tremendamente limpio y equilibrado, un gran sonido, poco peso… y todo ello por un precio que nos parece realmente bueno teniendo en cuenta todo esto (incluida la espectacular tapa).

Si buscas el fretless definitivo y no te quieres gastar una pequeña fortuna, no se nos ocurre una opción mejor que este Meridian Horizon, sinceramente. Sencillamente, no encontrarás otro bajo igual a este.

El bajo viene en una funda de lujo a la altura del instrumento así las herramientas de ajuste necesarias y una completísima carpeta que indica todas las maderas y componentes .

Texto y fotos: Joaquín García

0 comentarios en Meridian Horizon 5 Poplar Burl Fretless Bass
Deja tu comentario