Revista de Bajos

Sadowsky Outboard Preamps SPB-1 & SPB-2

Sadowsky Outboard Preamps SPB-1 & SPB-2

En el  número 58 de Bajos y Bajistas analizábamos la renovada serie Metroline de Sadowsky así que si te lo perdiste descárgate ahora ese número y podrás estar al día de los cambios que ha habido en esta marca recientemente.

El Sadowsky Outboard Preamp lleva muchísimos años en el mercado. La primera versión tenía un formato de petaca que podías llevar en el cinturón o en la correa de tu bajo y funcionaba con pilas. Básicamente se trataba de una unidad compacta que ofrecía controles de Volumen así como dos bandas de EQ, es decir, los mismos controles que incluía el previo Sadowsky interno.

La siguiente versión (SPB-1) mutó a formato pedal, con la posibilidad de alimentarse también con un transformador externo al tiempo que incorporaba una salida balanceada (con interruptor para levantar la tierra), salida para afinador e interruptores para On/Off y Mute.

Ahora Sadowsky nos ofrece también el SBP-2 en un formato de pedal más compacto que prescinde de la salida balanceada, la salida para afinador y el interruptor para Mute pero mantiene la misma circuitería y 2 bandas de EQ.

El objetivo de este previo siempre ha sido el mismo: ofrecer a los bajistas la posibilidad de incorporar ese extra de pegada y claridad que ha hecho que Sadowsky sea una referencia, pero sin tener que hacer ningún tipo de obra en tu bajo.

La construcción de ambas unidades está hecha con un chasis metálico que soportará los rigores de la carretera durante años.

Ambos previos son True Bypass, de modo que si no lo activas, la señal de tu bajo pasivo de toda la vida no se verá afectada en absoluto. Las especificaciones de ambas unidades son prácticamente idénticas salvo por la diferencia de que la pila durará 50 horas en el SPB-1 (consumo 11mA) y 150 horas en el caso del SBP-2 (consumo 3mA).

En cuanto a la EQ, funciona exactamente igual que en el caso de los bajos Sadowsky. Es decir, tenemos 2 bandas de realce ya que están pensadas para añadir sobre el sonido de tu instrumento. Los graves actúan sobre 40Hz y los agudos sobre 4kHz y en ambos casos tenemos nada menos que +18dB de realce en la posición máxima de los controles.

Sadowsky Outboard Preamps

 

EN USO

Sadowsky recomienda comenzar con el control de Volumen del previo al máximo y las dos bandas de EQ al mínimo (que es cuando no actúan). A partir de ahí se trata de ir realzando una, la otra o las dos hasta encontrar el sonido ideal en función de tu bajo, tu amplificador y por supuesto tus propias preferencias de sonido.

Hemos llevado a cabo las pruebas con un Fender American Professional II de 5 cuerdas, un Sire V10 así como un Sadowsky Metroline. La elección de estos bajos no ha sido casual:

Con el Fender queríamos ver la idea inicial de ver hasta dónde podía llegar el sonido añadiendo un previo externo a un bajo pasivo. El resultado no es otro que el esperado: con la EQ al mínimo no se nota diferencia de timbre aunque sí un ligero boost en la señal del bajo. Ideal para solos cuando no quieres cambiar el sonido de tu bajo. Pero es al abrir los graves hasta el 3-4 cuando la cosa se pone seria. De repente el bajo tiene un cuerpo increíble que además no parece percibirse como EQ sino que es totalmente orgánico. En un bajo nuevo, con cuerdas nuevas también, el control de Agudo nos ha parecido que no era necesario activarlo, pero este puede ser muy práctico cuando las cuerdas hayan perdido un poco de brillo o bien si prefieres un sonido más afilado. Dado que el oído es muy flexible y adaptable, después de unos minutos tocando con el previo Sadowsky activado, incluso con una EQ discreta, desactivarlo produce un cierto “bajón” ya que echamos inmediatamente ese cuerpo que tenía nuestro instrumento con el previo activado. Dicho de otro modo, es adictivo… Lo mejor de todo es que podemos activar el previo a voluntad, de modo que si para algunos temas necesitamos un sonido más tradicional, sólo tenemos que desactivarlo y listo. En la práctica lo que estamos haciendo es convertir a nuestro instrumento en dos y además con una calidad increíble.

Pasamos ahora a probarlo con un Sire Marcus Miller V7 Vintage, un bajo económico pero bien hecho. La idea aquí es compararlo con el previo interno que monta este bajo. Los controles en el caso del Sire son más completos, ya que cuenta con Graves, Agudos y Medios Semiparamétricos (frecuencia de medios seleccionable) y además las tres bandas son de realce-recorte. Si bien no es una comparación del todo justa ya que tres bandas ofrecen más juego que dos, lo que queríamos comprobar era la musicalidad de ambos previos. Los graves en el Sire llenan mucho, quizás más que en el caso del Sadowsky, quizás por estar seguramente centrados en una frecuencia un poco más alta y tener un “Q” ó ancho de banda mayor (es decir, que arrastra a las frecuencias cercanas tanto por arriba como por abajo), de modo que el resultado es bueno pero si no tenemos cuidado puede aparecer la temida “bola”. Por comparación, lo que obtenemos con el previo Sadowsky es un grave más definido y compacto y más limpio también. Con los agudos ocurre otro tanto de lo mismo.

Por último hacemos una prueba por puro interés científico: usarlo con un Sadowsky Metroline (hecho en Alemania) y con un Metro Express (hecho en China) tan solo para ver si hay diferencia de sonido entre el previo interno de ambos bajos y el externo. En el caso del Metroline no hay sorpresas y encontramos que el previo externo funciona y suena exactamente igual que el previo interno del bajo. En el caso del Metro Express notamos una ligera diferencia, algo por otra parte más que lógico teniendo en cuenta que este es un bajo mucho más económico. En este caso el previo externo nos ha gustado más que el interno, pero sin desmerecer para nada la propia electrónica del bajo, que es más que correcta para el precio de venta que tiene. La conclusión aquí sería que si haces con un Metro Express podría ser una buena idea cambiar el previo por el Sadowsky Internal Preamp (que viene ya montado en su placa y es 100% compatible y repuesto directo para el Metro Express), o bien usar el bajo en pasivo y usar uno de los Outboard Preamps.

CONCLUSIÓN

Las pruebas no engañan: puedes conseguir una buena parte del sonido Sadowsky en tu bajo, sobre todo si partes de un bajo pasivo de estilo Jazz Bass de calidad. Si tu bajo tiene otro tipo de pastillas, estos previos servirán para extraer lo mejor de tu instrumento también. Calidad indiscutible, ausencia total de ruido y buena construcción. Añade uno de estos previos a tu pedalera y es muy posible que nunca lo desactives.

Texto y fotos: Joaquín García

0 comentarios en Sadowsky Outboard Preamps SPB-1 & SPB-2
Deja tu comentario