Revista de Bajos

Maruszczyk Elwood L5a 24 Trans Red

Maruszczyk Elwood

El bajista polaco afincado en Alemania Adrian Maruszczyk comenzó allá por 2005 su andadura como marca propia con la intención de traer al mercado unos bajos eléctricos que tuvieran dos diferencias importantes con otras marcas: una relación calidad-precio insuperable gracias al uso de componentes de primera y su apuesta por un método de distribución mucho más directa que eliminaba intermediarios y publicidad innecesaria, pasando el ahorro directamente al bajista.

La segunda diferencia consistía en ampliar la cantidad de posibilidades de personalización para ofrecer muchas más opciones que otras marcas, pero además haciéndolo sin un notable incremento de precio como sin duda ocurre en muchos casos, si no tan sólo sumando el coste de los componentes extra que el cliente prefería para su bajo ideal.

La fabricación de estos instrumentos se ha llevado a cabo desde siempre en una pequeña factoría de la pequeña localidad de Waksmund en Polonia donde unas 20 personas producen aproximadamente 550 instrumentos al año en la actualidad.

Este ritmo de producción combina la atención al detalle de una pequeña producción al tiempo que pueden ser tremendamente competitivos. Una gran empresa será siempre capaz de sacar al mercado una cantidad de instrumentos mayor, lo cual suele repercutir (aunque no siempre) en un precio ajustado; desgraciadamente, sin embargo, la atención al detalle y/o el control de calidad pueden resentirse y muy a menudo nos encontramos con instrumentos nuevos que quizás deberían haber pasado más tiempo en la puesta a punto en la fábrica.

Por el contrario, un luthier que trabaje solo o en un pequeño equipo de 3-4 personas sin duda va a cuidar cada mínimo detalle del proceso de fabricación, pero a costa de ser menos competitivo por el mero hecho de que comprará maderas y componentes en menor cantidad y porque necesariamente deberá facturar sus productos con un cierto precio para que su trabajo le salga rentable y pueda dedicarse a ello.. Los instrumentos Maruszczyk, como decimos, caen justo en el punto intermedio y ese es el motivo ahí su increíble relación calidad-precio y por tanto una de las razones de su éxito.

La producción de estos bajos se divide en dos grandes bloques: instrumentos ya terminados y listos para comprar que encontrarás en los distribuidores de cada país (en España Doctorbass.net, con unos 30 instrumentos de esta marca en todo momento en su exposición) y por otro lado instrumentos a la carta que puedes encargar a esos mismos distribuidores, quienes te guiarán en el proceso en todo momento y te asesorarán sobre las mejores opciones para lograr el resultado deseado.

Maruszczyk Elwood L5a 24 trasera

El bajo que analizamos hoy para Bajos y Bajistas es el modelo denominado Elwood L5a 24 y como puedes ver, está basado en la forma de un Jazz Bass de toda la vida. Curiosamente, otro de los modelos más populares de la marca se llama Jake (en ese caso sería el bajo basado en el Precision Bass). Si eres aficionado al Blues ya habrás deducido que denominar a estos modelos Elwood y Jake es todo un homenaje a los Blues Brothers, un guiño que nos encanta.

La “L” del nombre hace referencia a Lightweight y ciertamente este bajo es ligero ya que pese a ser un 5 cuerdas de formato grande, pesa tan solo 3.9kg, algo que sin duda tu espalda te agradecerá desde el primer minuto. Para conseguir este peso se seleccionan maderas especialmente ligeras y se usan componentes como clavijeros y puente Hipshot de bajo peso (en el caso de los clavijeros además se reduce el cabeceo del bajo, otra ventaja). El resto de la denominación es bastante obvia: 5 cuerdas, Activo y 24 trastes.

En cuanto lo tienes en tus manos lo primero que percibes es una tremenda sensación de familiaridad y ello es porque de entrada se ha mantenido la escala tradicional de tiro de 34”, un mástil realmente cómodo con una anchura de cejuela de 46mm y una separación de cuerdas en el puente de 19mm. Es cierto que cuando se trata de bajos de 5 y 6 cuerdas, cada fabricante tiene su enfoque y su forma de diseñarlos, de modo que no podemos decir que haya un estándar, pero lo cierto es que esta combinación de cejuela estrecha y puente con buena separación se nos antoja absolutamente ideal para una inmensa mayoría de bajistas que van a estar realmente cómodos usando cualquier técnica.  Además, si vienes de un 4 cuerdas apenas notarás la transición a 5 con este bajo ya que la sensación inicial te resultará mucho más familiar que en bajos con otro tipo de mástil y medidas.

Si bien Maruszczyk construyen modelos de clarísima inspiración clásica que prácticamente no se distinguen de los originales, a nosotros nos parecen especialmente interesantes estos bajos donde se parte de un diseño base clásico pero luego nos encontramos con prestaciones diferentes a lo que suele ser habitual en las marcas más establecidas. En el caso de este bajo en concreto esto que comentamos se traduciría en un mástil que incorpora 24 trastes, un juego de pastillas en formato PJ colocadas en la posición donde te las encontrarías en bajos de 20-21 trastes, así como una electrónica activa (con posibilidad de funcionar en modo pasivo, claro está), bajo peso y una quinta cuerda excepcional. O dicho de otro modo, podríamos asegurar que un bajo como este tiene lo mejor de ambos mundos, ya que respeta la estética, dimensiones y ergonomía probada de un bajo clásico, pero con extras actuales que de hecho nos facilitan enormemente la vida.

Maruszczyk Elwood L5a 24 pala

La parte clásica del bajo también incluye las maderas utilizadas para su fabricación, ya que consta de un cuerpo de aliso, mástil de arce con diapasón de arce e incrustaciones de bloque así como binding en el diapasón. La parte más actual vendría dada por los fresados practicados en el cuerpo de aliso para aligerar el peso así como la variante flameada del arce utilizado para mástil y diapasón y también para la preciosa tapa que en este caso está acabada en rojo transparente con pala a juego.  El uso del traste cero es una tradición alemana que ya usaron en su día Höfner, Framus, etc. y que aporta por un lado la homogeneidad del sonido (la cuerda siempre nace de un traste, incluso cuando se toca al aire), pero sobre todo una afinación impecable ya que se elimina el efecto de una cejuela que no estuviera perfectamente tallada y donde las cuerdas quedaran demasiado altas (lo cual nos obliga a pulsar más fuerte con la mano izquierda, resultando en una afinación más alta) o demasiado bajas (causando posibles ruidos).

Electrónica

Dado que la idea con este bajo en concreto era mantener un sonido clásico, se ha optado por equiparlo con dos pastillas Häussel. Larry Häussel es un fabricante de pastillas alemán que lleva toda una vida perfeccionando sus diseños y que ha alcanzado unas cotas de calidad realmente increíbles. No en vano es uno de nuestros fabricantes de pastillas preferidos. Nunca hemos probado un bajo con pastillas Häussel que nos haya defraudado, y desde luego en el caso de este bajo tampoco hay sorpresas. La unidad Split situada en el mástil está colocada exactamente en la misma posición que estaría en un Precision de 20-21 trastes y como seguramente ya sabrás, eso hace que el sonido resultante sea exactamente el que esperas. Ocurre que muchos bajos de 24 trastes tienden a retrasar la colocación de sus pastillas hacia el puente con el fin de dejar más sitio para la técnica de slap o simplemente para mantener una estética más tradicional donde siempre hay cierto espacio entre el final del mástil y la pastilla frontal. En este bajo, como puedes ver en las fotos, el espacio entre la pastilla Split y el traste 24 es más ajustado, pero lejos de ser un inconveniente, esto hace que el sonido recogido por esta pastilla sea más grave y cálido que lo que obtenemos habitualmente al usar la pastilla del mástil en otros bajos de 24 trastes. Además, el diseño dividido hace que el espacio para el slap sea más que suficiente.

La unidad del puente lógicamente exhibe un sonido más incisivo y centrado en frecuencias medias, pero sin llegar a volverse nunca demasiado delgado. Esto es algo vital ya que en muchos bajos la pastilla del puente tiende a carecer de cuerpo, pero nada de eso ocurre con este instrumento. La mezcla de ambas pastillas ofrece quizás el sonido más actual de este bajo ya que la ligera cancelación de fase que siempre se produce al usar dos pastillas a la vez, y más si se trata de formato PJ, hace que el sonido resultante parezca ganar un poco de presencia al tiempo que disminuye ciertas frecuencias medias. Es lo que se suele denominar como scooped o sonido con medios recortados.

Con esa paleta de sonidos y con el control de Tono Pasivo que incorpora este bajo ya tendríamos más que suficientes opciones para cualquier situación musical que se nos presente. Pero es que además tenemos la posibilidad de activar el circuito Delano de 3 bandas (distribuido en Graves y Medios en un potenciómetro doble y Agudos separados) y de ese modo añadir potencia, pegada, brillo o sencillamente cambiar el carácter del instrumento para adaptarlo a una situación determinada

Maruszczyk Elwood L5a 24 cuerpo

Un uso que nos encanta de esta configuración es pasar en un segundo de un sonido oscuro y nasal en onda Jaco usando la pastilla del puente en modo pasivo con el Tono ligeramente recortado para después ir a modo activo presionando el Volumen, seleccionar las dos pastillas y acceder a un demoledor sonido de slap ya que previamente habremos dejado el control de graves ligeramente realzado. Es sólo un ejemplo de la enorme cantidad de sonidos que se pueden obtener con este instrumento.

Conclusión

Este Maruszczyk Elwood L5a24 es un bajo de diseño y carácter clásico que incorpora mejoras y avances actuales, es ligero, versátil y cómodo;  todo funciona como debe y además es precioso. Súmale a eso que sale al mercado por un precio más que atractivo y te darás cuenta de que es una combinación ganadora. Por eso no sorprende que cada vez más y más bajistas de todo el mundo incorporen un Maruszczyk a su colección de instrumentos. La única dificultad es elegir uno entre todos los modelos disponibles, pero estamos convencidos de que un bajo como el que acabamos de analizar bien podría ser un instumento con el que afrontaras con garantías cualquier tipo de proyecto, y ello sin tener que arruinarte.

Joaquín García

aliso con fresados

arce rizado

arce flameado telido

arce flameado teñido con incrustaciones de bloque nacaradas

24 (+ traste cero)

atornillado (5 tornillos, rebaje para un mejor acceso)

Hipshot Vintage Style, separación de cuerdas 19mm

Hipshot Ultralite

Häussel pasivas Split PB5 SPC + Single Coil JB5 SC

Delano Activa-Pasiva

Volumen, Balance, EQ 3 bandas. En modo pasivo el control de Agudos actúa como Tono Pasivo

34”

46mm

3.9kg

funda acolchada de calidad, herramientas de ajuste

2250€ Iva Incluido

www.doctorbass.net

Un comentario en Maruszczyk Elwood L5a 24 Trans Red

GR cabezal miniONE + pantalla GR208 | Bajos y Bajistas el 21 Octubre, 2020 a las 8:23 am:

[…] una Epifani UL2-210 a 4 Ohms y una EICH L410 a 8 Ohms. En cuanto a bajos, hemos echado mano del Maruszczyk Elwood L5a24 que también analizamos en estas páginas, un Fender Justin Meldal Johnsen Mustang de […]

Deja tu comentario