Revista de Bajos

RSD (Roger Sadowsky Design) Metro Express Verdine White Signature

Cada vez que analizamos un producto que lleva el apellido de Roger Sadowsky solemos recurrir a esa frase hecha que dice que “no necesita presentación”. Ciertamente a estas alturas estamos seguros de que el nombre no te resultará extraño, pero en caso de que hayas estado en una cueva los últimos 40 años o que seas un recién llegado al mundo del bajo, te diremos que Roger tiene una carrera impresionante como luthier y técnico especializado en bajo y es uno de los nombres más respetados en la industria desde que se estableció en Nueva York a finales de los años 70.

 

Sadowsky se hizo un nombre a principios de los 80 creando instrumentos asequibles para los músicos que necesitaban una herramienta profesional pero no podían aspirar a comprar los prohibitivos instrumentos “vintage”. Su investigación y su bagaje como constructor de guitarras acústicas le permitió crear instrumentos muy ligeros y con una gran repuesta los cuales además estaban dotados de una electrónica totalmente libre de ruidos (motivo por el que siempre han triunfado en los estudios de grabación).

La gama made in USA de instrumentos Sadowsky consiste en una serie de modelos de bajos de corte clásico pero con maderas nobles y exóticas y la posibilidad de personalizar el acabado. Desgraciadamente, los precios de un instrumento Sadowsky USA (en torno a los 4-5000€) y los largos plazos de entrega hacen que muchos músicos no puedan optar a ellos.

Consciente de este problema, hace muchos años salió al mercado la gama Metro los cuales básicamente eran instrumentos igual de bien hechos que los de la gama USA pero creados en un pequeño taller de Tokio por artesanos formados por Roger Sadowsky y con un control de calidad realmente alto. En 2019 y debido a algunos problemas de producción y el aumento considerable de los plazos de entrega, toda la gama Metro pasó a fabricarse en la fábrica de Warwick en Markneukirchen, Alemania. En anteriores números de Bajos y Bajistas ya hemos analizado algunos de estos Metro Series hechos en Alemania pero nos faltaba probar esta otra serie de instrumentos más asequibles llamados RSD (Roger Sadowsky Design), también denominada Metro Express.

 

 

Lo cierto es que los bajos de esta gama más asequible como el que hoy analizamos llevaba años como proyecto en la mesa de Sadowsky, pero por un motivo u otro la producción de estos bajos no terminaba de convencer a Roger como para llevar su nombre en la pala (damos fe de que es un artesano tremendamente íntegro), llegando a parar la producción totalmente un par de veces tras detectar fallos en la producción. De hecho muchos de aquellos primeros bajos Metro Express nunca llegaron a los distribuidores por esas razones. Todo eso cambió cuando Sadowsky y Warwick cerraron su acuerdo, pasando a construirse en Alemania los instrumentos de la serie Metro y en la fábrica de Rockbass (China) los Metro Express. Conocemos de sobra la tremenda calidad de los bajos Warwick en todas sus versiones y de hecho siempre nos ha parecido que los Rockbass están bastante por encima en muchos apartados de otros bajos provenientes de China, así que teníamos muchas ganas de hincarle el diente a uno de estos.

El modelo que analizamos hoy además es un modelo Signature, concretamente el del bajista Verdine White (Earth, Wind & Fire) quien es usuario de bajos Sadowsky desde hace muchos años.

 

Descripción

Con un diseño tradicional que respeta las formas de los bajos de siempre y mantiene una identidad propia en la pala, en cuanto ves este bajo reconoces la limpieza y la elegancia de líneas de un Sadowsky. El cuerpo está hecho de okoume, una madera ligera y resonante que es perfecta para montar todo lo demás. El mástil de arce tiene un perfil súper cómodo y cuenta con un diapasón de Pau Ferro precioso que contrasta con el acabado en Olympic White (high Gloss) del cuerpo. Nos encanta ver que incluso en esa serie asequible se sigue manteniendo el como acceso al alma, pudiendo hacer ajustes de forma rápida y sin necesidad de una llave específica, algo que te va a ahorrar muchos dolores de cabeza.

Se trata de un bajo con mástil atornillado, 21 trastes, cejuela de 38mm y escala de 34”, así que estamos directamente en terreno Jazz Bass, pero nos vamos a encontrar con un par de sorpresas que lo van a hacer súper interesante.

El acabado del instrumento es impecable de arriba a abajo, así como el acabado de los trastes.

En cuanto a la electrónica, monta dos pastillas de diseño Sadowsky de bobinado simple completamente libres de ruido (sello de la casa) y un previo activo-pasivo con 2 bandas sólo de realce y de nuevo sin el más mínimo rastro de ruido (de nuevo una característica Sadowsky), lo cual es algo que no te encuentras en bajos de este precio.

En uso

Con un peso de tan solo 3.5kg y un acabado impecable, este es un bajo que invita a ser tocado inmediatamente. Lo cierto es que hay algo tremendamente atractivo en estos bajos, algo que en parte se debe a la sensación de limpieza general que siempre ha caracterizado a los bajos Sadowsky, sean de la serie que sean.

Siempre nos gusta probar cada bajo inicialmente sin enchufar ya que esto nos permite apreciar el modo en el que las cuerdas están vibrando y si la respuesta es viva, apagada, etc. En este caso estamos de suerte, ya que podemos notar la vibración de cada nota al pisar los trastes de un modo muy satisfactorio, exhibiendo además una cualidad muy viva y percusiva. Esa es sin duda la antesala para un buen sonido al conectar el amplificador y nos encanta confirmar que eso es exactamente lo que ocurre.

 

 

Este bajo monta dos pastillas pasivas en formato PJ diseñadas por Sadowsky que hacen posible que el bajo entregue un sonido cálido y clásico en onda Precision usando la del mástil, al tiempo que puedes tener un sonido más incisivo usando solo la del puente, mientras que la mezcla crea ese sonido ligeramente hueco todo terreno que funcionará bien para prácticamente cualquier tipo de música. Tal y como suele ocurrir con todos los bajos Sadowsky, en modo pasivo tenemos un sonido correcto que puedes usar sin problema pero lo cierto es que es al activar el poderoso previo activo cuando el sonido pasa a otra dimensión. El mero hecho de activar el previo aumenta la señal y entrega un sonido con más cuerpo y brillo donde notamos más cuerpo y más presencia. Los controles son Volume, Balance, Graves y Agudos. Siguiendo la tradición Sadowsky, la EQ es únicamente de realce. Es decir, Graves y Agudos van de 0 a 10. Con el modo Activo y las dos bandas de EQ a cero ya tenemos un sonido realmente bueno que bien podríamos usar en un entorno profesional y cubriendo cualquier estilo. Un ligero realce de los Graves es todo lo que hace falta para conseguir el mítico sonido Sadowsky que consiste básicamente en una combinación de la claridad de las pastillas Single Coil pero con un cuerpo y pegada que no tenemos en un bajo pasivo, todo ello libre de ruido. Casi nada.

Otras características heredadas de sus hermanos mayores son la tremenda coherencia de volumen y timbre al pasar de una cuerda a otra y todo ello a lo largo de todo el recorrido del mástil.

CONCLUSIONES

Sinceramente estamos sorprendido por todo lo que ofrece este bajo por un precio tan asequible. No dejes que la etiqueta “Made in China” te engañe. En este caso la etiqueta “Roger Sadowsky Design” pesa mucho más, te lo aseguramos.

Con modelos de 4 y 5 cuerdas, con y sin trastes, diapasones de arce o pau ferro (ébano en el caso de los fretless) así como una buena paleta de colores, tienes opciones de sobra para encontrar tu bajo.  Este modelo en concreto tiene la gracia de la combinación PJ la cual es súper efectiva, pero si lo tuyo es el sonido puro y duro Jazz Bass entonces te recomendamos que pruebes un modelo con dos Single Coil.

Antes de realizar este análisis pensábamos que estos podían ser unos buenos bajos de inicio o segundos bajos, pero la verdad es que entregan más de lo que puede sugerir su precio, pudiéndose convertir perfectamente en bajos principales para muchos bajistas.

Por ponerle alguna pega al bajo (y a toda la serie), quizás nos habría gustado que incorporaran un control de Tono Pasivo, pero recuerda que los Sadowsky USA y Metro no lo han incluido hasta hace relativamente poco, siendo el previo de 2 bandas el que montaban durante años.

Y puestos a pedir, quizás nos gustaría ver alguna opción más de acabado, pero si estas son las únicas quejas que tenemos, ya te puedes imaginar que nos ha encantado esta nueva línea.

Como siempre recomendamos, pruébalos y juzga por ti mismo, pero te advertimos que te va a costar salir de la tienda sin tu Metro Express bajo el brazo.

Texo y fotos: Joaquín García

0 comentarios en RSD (Roger Sadowsky Design) Metro Express Verdine White Signature

Deja tu comentario