Revista de Bajos

Como evitar los ruidos de masa, estática… en el bajo

Electrónica de un bajo

Molestas, inoportunas, difíciles de solucionar, en definitiva un verdadero quebradero de cabeza en más de una ocasión. Si no lo habéis adivinado todavía estamos hablando de las famosas interferencias, también conocidas como “ruido de masa”, “estática”, ruido blanco, etc… Se las conoce de muchas formas pero para resumir las llamaremos interferencias

Lo primero siempre es conocer a nuestro enemigo y por eso haremos un repaso breve de que se conoce como interferencia electromagnética. A grosso modo y para que todo el mundo lo entienda, este tipo de interferencias no son más que una energía que causa una perturbación en equipos electrónicos, derivando en un mal funcionamiento de los mismos. Esta energía puede tener origen en cualquier elemento o dispositivo que use energía eléctrica, tales como motores de máquinas, fluorescentes, pantallas de ordenador, teléfonos móviles, hornos microondas ya que todos ellos generan campos eléctrico magnéticos de baja frecuencia (50hz).

En definitiva, cualquier aparato que tengamos en casa o estudio y que funcione conectado a la red es susceptible de generar interferencias con nuestro instrumento, el cual a la par también funciona con energía eléctrica, por lo que es normal que cuando estamos ensayando en casa o grabando en el estudio siempre aparezcan dichas interferencias.

En definitiva, podemos decir que estamos rodeados de potenciales fuentes generadoras de interferencias para nuestro instrumento. ¿Cómo podemos luchar contra esto entonces? ¿Estamos condenados al fracaso? Para nada. La solución no es fácil ya que muchas veces el origen de estas interferencias no es nuestro propio instrumento.

En otras ocasiones si y es aquí donde tenemos diferentes recursos para atajar el problema. No solo nos referimos a apantallar la electrónica de nuestro instrumento sino también a aprender y entender cómo evitar los llamados bucles de masa. Pero antes de profundizar en esta cuestión haremos un poco de historia.

Haremos historia porque lo que hacemos al apantallar nuestro instrumento para reducir esas interferencias o cualquier otro dispositivo electrónico es recrear un concepto llamado “Jaula de Faraday”. Y aquí empieza la historia: En 1831 el científico británico Michael Faraday ideó lo que conocemos como La Jaula de Faraday. Sus experimentos con la electricidad estática dieron como resultado el descubrimiento de la inducción electromagnética. De esta manera, Faraday llego a la conclusión que la carga eléctrica se centraba en el exterior de los conductores y no en el interior. Así, en 1836 nació la jaula de Faraday. Una jaula o caja metálica que era capaz de inhibir los campos electromagnéticos y crear una barrera contra ellos. Con este descubrimiento se abriría más tarde todo un abanico de aplicaciones en diferentes campos tecnológicos; desde los hornos microondas, teléfonos móviles, reproductores de música, televisores, radios, etc… todos ellos incluyen el principio de la Jaula de Faraday para evitar tanto interferencias electromagnéticas como electrostáticas y que sigan funcionando con normalidad.

¿Pero como aplicamos este concepto a nuestro instrumento? Pues en principio de forma muy sencilla. Creando una jaula metalica en el interior de la cavidad donde esta nuestra electrónica y asi formar esa “barrera” contra esos ruidos-interferencias. Esta barrera debería aislar todos los componentes de la misma, ya sea Jack, potenciómetros, selectores, preamps internos, sistemas midi y piezo, evitando los molestos ruidos que “ensucian” nuestro sonido, aunque también debemos tener en cuenta como interactúa nuestro instrumento con los elementos que tenemos alrededor y que pueden ser fuente de esas interferencias. Pantallas de ordenador, ordenadores tubos fluorescentes o incluso el propio amplificador son los enemigos más potenciales ya que o bien incorporan un transformador en su interior o permiten el flujo de corriente eléctrica por su interior.

Centrémonos entonces en las diferentes soluciones para apantallar nuestra electrónica: papel de aluminio autoadhesivo, papel de cobre autoadhesivo y pintura conductiva a base de grafito.

De estos tres sistemas nos podemos olvidar del papel de aluminio ya que este material no es un buen conductor de la electricidad y por tanto su capacidad de aislamiento es casi nula. Todo lo contrario al cobre y el grafito.

El papel adhesivo de cobre está compuesto por una delgada lámina de cobre puro al que se ha aplicado un adhesivo que contiene polvo de cobre y por tanto también es conductor. Esta lamina flexible y que encontramos en diferentes formatos (en rollo o lámina rectangular) nos sirve para blindar nuestra cavidad, solapando cada trozo de cobre el uno con el otro, pieza a pieza, hasta revestir toda la cavidad.

Luego debemos tener presente poner esta lamina también en placas de electrónica y golpeadores de plástico para que al cerrar unas contra otras cree el efecto de “jaula”.

cinta para apantallar

Una vez revestida toda nuestra cavidad y tapa de electrónica, podremos instalar con normalidad potenciómetros, selectores, Jack y otros dispositivos que tengamos en el interior. Ahora bien, es obligatoria decir que nunca, nunca debemos soldar un cable de masa en el cobre ya que lo que haríamos seria amplificar esa puerta de entrada de ruidos o incluso caeríamos en el error de crear un bucle de masas. Lo correcto es soldar todas las masas de los potenciómetros a un potenciómetro que este lo más centrado posible dentro de la cavidad y de este derivar otro cable a la masa del Jack. Así creamos una distribución de las masas en forma de estrella y evitamos esos temidos bucles.

Luego, al conectar nuestro cable al Jack, todas las masas irán derivadas a este y por tanto no deberíamos tener “ruido de masa” en nuestro instrumento. Digo deberíamos porque también debemos tener en cuenta que el aislamiento de nuestras pastillas, tanto si son simples como dobles. Es recomendable poner cobre en las cavidades de las pastillas y conectar con puntos de soldadura estas cavidades con la cavidad de la electrónica, creando así un espacio continuo. La flexibilidad de la lámina de cobre lo hace un material ideal para revestir cualquier cavidad de nuestro instrumento por complicada de sea. Si a esto le sumamos su alta capacidad para blindar sistemas electrónicos, estamos delante del material ideal para este tipo de trabajos.

En cuanto la pintura a base de grafito, se trata de pinturas con base de emulsión acrílica a la que se ha añadido particular de carbón y grafito sintético. Como el grafito, tanto natural como sintético, tiene unas buenas propiedades conductivas tiene al mismo tiempo propiedades aislantes sobre esos campos electromagnéticos de altas frecuencias y también de baja frecuencia (50Hz), que son las afectan en mayor medida a nuestro instrumento. La aplicación de esta pintura es más rápida y sencilla que el cobre pero el inconveniente es que con el paso del

tiempo puede perder propiedades y es necesario volver a pintar las zonas a aislar. El procedimiento con el resto de componentes (potenciómetros, Jack, selectores, preamp) es el mismo que con el cobre.

Ambos sistemas son igual de válidos y útiles para deshacernos del ruido en nuestro instrumento, pero también debemos tener en cuenta en esta ecuación otros factores. A más componentes entre instrumento y amplificador, más posibilidades de generar ruidos habrá. Así que es necesario usar cables de calidad apantallados en su interior (tanto los del propio instrumento como los de conexión a tomas de corriente). En estudio usar cables denominados “de salida balanceada”. Estos últimos son realmente muy útiles ya que al llevar un cable más y por tanto otro canal, las interferencias que se pueden colar son llevadas de forma inversa por uno de esos canales y el balanceado consigue cancelar dicha interferencia y a la vez aumentar la señal obtenida. También debemos comprobar si tenemos un buen aislamiento en cabezales o pedales de efectos por ejemplo para evitar bucles de ruido de masa y por encima de todo tener una instalación eléctrica en casa con un buen aislamiento y una toma a tierra general. Si conseguimos que todos estos pequeños componentes y dispositivos estén bien aislados la reducción de ruidos y la posibilidad de que se den será mínima. Recordad que cada eslabón de la cadena cuenta.

Xavier Lorita

0 comentarios en Como evitar los ruidos de masa, estática… en el bajo
Deja tu comentario