Revista de Bajos

Matias Eisen

Matías es un bajista nacido en Buenos Aires y residente en España desde hace ocho años. Compagina su carrera como sideman de artistas, fundamentalmente de pop-rock, con su proyecto personal del que acaba de grabar un disco ‘Puzzle’ . Hemos hablado con él para Bajos y Bajistas.

¿Qué te llevó a elegir el bajo como instrumento?
Se dió de una forma muy natural. Antes de empezar a tocar estudiaba interpretación y en realidad, en ese momento, el músico de la familia era mi hermano. Tiene tres años más que yo. Él no tocaba el bajo pero sus colegas, sí. Fueron ellos los que acabaron llevándome por ese camino. Sobre todo me enseñaron discos con diferentes bajistas con los que puede empezar a descubrir las posibilidades que tenía este instrumento. No hizo falta convencerme, ni lo dudé.

¿Cómo definirías tu estilo como bajista?
Es complicado definirlo ya que tuve que estudiar y tocar muchos estilos desde el primer día que me colgue el bajo. Me cuesta, incluso definirlo a día de hoy. Es evidente que desde hace unos años trabajo más dentro del pop y el rock (con diferentes artistas) pero mi disco está más relacionado con el jazz y el funk. No lo sé, quizás debería definirlo el que me escuche o conozca bien mi forma de tocar pero sí te puedo decir que me siento un bajista de la vieja escuela. Respeto mucho, y cada vez más, lo auténtico. Lo tradicional.

¿Y tú sonido?
Cómo te decía antes me gusta lo tradicional (que no implica que sea menos moderno) y siempre trato de encontrar personalidad y autenticidad  sin perder las raices de la música y los estilos que toco. Considero que eso no hay que perderlo nunca. Tocamos un instrumento que es eléctrico con lo cual el sonido ocupa un lugar muy importante. Trato de amplificar el sonido de mis dedos de la manera más natural posible.

2

¿Cuál fue tu primer bajo?
Mi primer bajo se lo compre a un amigo con mis ahorros a los 13 años y fué un “Faim” (for export) modelo “Jazz Bass” (de fabricación nacional). No tengo ni idea de la cantidad de bajos que exportaban pero creo que no eran muchos. Al menos eso es lo que figuraba en la placa de detrás. Vamos, que era un bajo económico y también tenía una modificación en la microfonía. Le habian puesto pastillas dimarzio y eso lo hacía “menos malo”. Los tiempos han cambiado mucho. Y los bajos. Ahora veo a mis alumnos con bajos impresionantes. 

4, 5 ó 6 cuerdas, pasivo o activo, singles o humbuckers, … ¿Cuál es tu “setup” preferido? ¿Por qué?
Prefiero usar pasivo, siempre. Casi todos mis bajos son pasivos. Creo que el sonido más autentico y naturál esta ahí, aunque hay bajos activos que suenan increíbles. Yo empecé con bajos de 4 cuerdas y me acostumbré mucho a ellos. Luego me compré un “Music Man Stingray” de 5 (activo) que usé muchísimo (sobre todo para trabajos dónde la quinta cuerda me permitía ese registro diferente a la hora de acompañar a cantantes o tocar arreglos compuestos por teclistas donde usaban mucho notas que en el bajo de cuatro no tenemos). Pero fue muy complicado encontrar un buen bajo de 5 que me funcionara bien en todo el mástil y, además, los bajistas a los que más admiro solían usar bajos de 4 e incluso empleaban el mismo bajo para tocar diferentes estilos. El bajo de 6 cuerdad casi no lo toqué. Me parece muy interesante pero yo no me siento cómodo con él y nunca lo necesité.

  ¿Qué bajos tienes en la actualidad y cuáles son los que más utilizas en estudio y en directo?
Tengo varios (casi todos de 4 cuerdas) y me gusta usarlos todos siempre que puedo. Me gustan más los bajos atiguos ya que creo que tienen un “algo”. Cuentan con historia y eso se escucha luego. Suelo usar para muchísimos estilos mi “Fender Jazz Bass” (vintage 1973). Es mi caballito de batallas. También tengo un “Fender Telecaster” (del 68) y dos “Hofner” (uno violín del 66 y otro Club bass del 68) con los que grabo mucho. Otro de mis bajos es un “Fender Jazz Bass fretless” (del 90). Y los únicos bajos que uso de fabricación actuál que me parecen que mantienen la esencia y respetan la tradición (sobre todo por que están inspirados en el trabajo de Leo Fender) son los bajos “LAKLAND” (made in U.S.A) que uso desde hace 7 años y de los que también fui endorser. Tengo un “Bob Gloub Skyline” con cuerdas flat con un sonido más Motown y tenía uno de 5 cuerdas Joe Osborn U.S.A que me mandé hacer a medida con pre J-retro. ¡Excelente! Ahora estoy detrás de un “Rickenbacker 4001” para sumar a la familia.

¿Y tu “Backline”?
Hace muchos años que uso y soy endorser de los amplificadores AMPEG y de las cuerdas D’addario (XL 045-105). Ahora llevo en gira con Dani Martín un cabezal Ampeg VR (todo a válvulas) con una pantalla Ampeg 4X10 SVT-HLF. También uso mucho para tocar en garitos un combo Ampeg B-200R muy en estilo vintage que trae una pantalla de 15 y que ¡suena increíble!

 ¿Qué bajistas te han influido más en tu forma de tocar?
Escuché a muchísimos bajistas y te podría nombrar a algunos con los que más me siento identificado. Pero los que más me han marcado fueron mis profesores y sobre todo Pablo Santos y Gustavo Giles, hay algunas clases que las recuerdo cómo si fuesen hoy. El bajista que más me impresionó (en directo) por su actitud y buen gusto fue Marco Mendoza. El “feeling” de Marcus Miller asusta y Pino Palladino tiene muy buen gusto. Otro que me encanta es Justin Meldal Johnsen que también es muy “pro-vintage”. A veces trato de ponerme en la piel de alguien que admiro. Intento averiguar como toca, como piensa…considero que es un buen ejercicio para comprender bien el estilo de alguien y entender la concepcion del instrumento. Cómo ves admiro a muchos pero trato de ocuparme y preocuparme por mi sonido, por mi forma de ser y de tocar.

3

Tienes un currículum que impresiona, después de haber trabajado como bajista, director musical en incluso productor y arreglista en tu Argentina natal ¿Qué te hace venir a España?
Tuve mucha suerte ya que siempre me rodeé de músicos increibles (incluso algunos tocaban mejor que yo). Eso me hacía ponerme “las pilas” y estar bajo presión. Sentir que quería dar lo mejor de mi mismo y siempre mejorar. Despues de un largo recorrido en Argentina y de vivir muchas experiencias supongo que me invadió la idea de conocer a mas gente y de cambiar radicalmente lo que venia haciendo hasta el momento. Viajar y vivir en otro sitio dónde no conociese a nadie. En ese momento es lo que pedía el cuerpo. Era lo que necesitaba. Mis padres también estuvieron viviendo fuera (cinco años en Alemania) y creo que esa energía (la de “conocer mundo”) estaba siempre en el aire. Algo, que por cierto, se lo recomiendo a cualquiera que se anime.

 Aquí en España tampoco te has quedado corto, además de ser bajista habitual de Coti y actualmente con Dani Martin, has trabajado en giras o en grabaciones con artistas como Fabula, Mercedes Ferrer, Julieta Venegas, Najwa Nimri, La sonrisa de Julia, Conchita, Luis Ramiro, Nena Daconte, Chila Lynn, etc. ¿Cuál de todos ellos crees que te ha influido más en tu carrera profesional?
Suena un poco trillado decir que de todos aprendí algo. Pero es así. Ademas saco lo positivo de cada artista con el que toco y suelo implicarme muchísimo en cada trabajo. A veces, creo que incluso ¡demasiado! Los artistas con los que he compartido y comparto historias, viajes, momentos, conciertos…me hacen crecer profesional y personalmente. Todo suma. Con Coti llevamos casi diez años de recorrido. A él y a sus músicos los considero cómo mi segunda familia. Con la que he vivido grandes momentos.

En el Bassday nos diste un adelanto de tu disco “Puzzle” donde colaboran músicos como : Adrian Schinoff (productor del disco), Federico Gonzales Peña, Pedro Barceló, Moisés Sanchez, Josemi Carmona, Gene Lake, Marcelo Novati, Jerry González, Luis Dulzaides, etc. Cuentanos esta experiencia y cómo se consigue contar con músicos de ese nivel para que colaboren en tu proyecto personal.
Sí. Estoy muy entusiasmado con este disco. La verdad es que la idea de las colaboraciones surgió casi, al final de grabarlo todo. El disco está producido por Adrian Schinoff. Él fue el que insistió. El que tuvo la idea de grabar mi música y es una de las piezas más importantes de este puzzle. Pero cómo con casi todo luego se han ido sumando otras piezas (otras colaboraciones) que han ido encajando de una forma muy natural. Me encanta la implicación que han tenido los amigos y los músicos y artistas con los que he podido contar. Me sorprendió que cuando les propuse formar parte del proyecto (grabar algo) que la respuesta de todos fuese (sin pensarlo) un “sí claro”. Se han implicado mucho todos y eso ha sido un plus de motivación importante. Es un honor para mí contar con tanto “crack”. Ni te lo imaginas…

¿Cuáles son los secretos para ser un buen bajista?
La verdad es que no hay mucho secreto: ser sólido, muy seguro, buen sonido y tener un buen tempo (fundamental). Sobre todo saber escuchar al resto de los músicos que están tocando contigo para aportar lo que haga falta. Constancia y pasión. ¡Ah! y claro… nunca dejar de estudiar.

¿A qué bajistas o bajistas nacionales  admiras más por su trayectoria y cuéntanos si alguno ha ejercido algún tipo de influencia sobre ti?
Hay muchos que realmente me han marcado. En España tuve la suerte de conocer a bajistas increíbles (que además se han convertido en buenos amigos). Es el caso de Paco Bastante que es súper sólido o el gran Gere que tiene un disco buenísimo. Pero hay 2 bajistas con los que sigo teniendo mucho contacto desde que llegué hace 10 años y que me marcaron mucho. En Argentina escuchaba bastante al grupo Ketama y el sonido del bajo de Antonio Ramos “Maca” (en esas grabaciones) me parece admirable y muy personal. Es un grande. Cuándo llegué a Madrid tomé una clase de flamenco con él y desde ese día seguimos siendo muy amigos. Él siempre mostró mucho interes por mi disco y de eso no me olvidaré nunca. Además también ha colaborado en mi álbum Josemi Carmona. Jamás imaginé que eso pudiese pasar y es todo un honor para mí.

Marcelo Fuentes fue un grán motivador y desde que aterricé en España me ha enseñado mucho (sin ocultar nada). Él es un bajista inmenso que grabó más de 300 discos y quizás me quede corto. Tiene un peso impresionante para tocar cualquiér estilo y, además, lo hace con mucha facilidad. Es un gran amigo al que quiero mucho.

4

¿Qué tres discos recomendarías a otros bajistas que escuchasen por su especial interés?
Hay discos de grandes bajistas que siempre son recomendables pero prefiero decirte 3 artistas que me marcaron mucho y que considero que son personas distintas que no han parado de reinventarse. Todo lo que hizo (y hace) Paul McCartney con el bajo me va a emocionar siempre. Su sonido y sus lineas. Stevie Wonder es el músico que todos quisiéramos ser (¡no puede existir más talento!) y Miles Davis cambió la dirección de la música varias veces en la historia y siempre contó con los mejores bajistas de la época.

¿Cuál es tu actividad como bajista en estos momentos y cuáles son tus planes de futuro?
Ahora estoy muy centrado en la gira de teatros con Dani Martín que me parece todo un talento!. Hicimos un trabajo muy bueno con el batería (Carlos Gamon), todos sus músicos.Grandes artistas y personas con los que disfruto mucho. Al margen de mi trabajo cómo bajista también. Doy clases de bajo, Cómo ya te he comentado mis profesores me marcaron tanto que disfruto con la idea de poder aportarles algo a mis alumnos. Vienen con inquietudes y me enriquece poder transmitirles mis conocimientos y mi experiencia cómo bajista. Es genial. Además saco tiempo para ultimar los pocos detalles que le faltan a “PUZZLE”. Es mi primer trabajo cómo solista que ya está en face de edición. Un disco instrumental donde el bajo es la voz principal.

De la música que has escuchado últimamente  ¿Qué te ha parecido más interesante?
Actualmente estoy escuchando a diferentes grupos y artistas nuevos, por citarte a algunos: Sondre Lerche, Russian Red, Phoenix, Ron Sexsmith. Y como bajista recomiendo los discos de Gere “La gran casa”, y el del Maca “Mira que te diga”.

Para encontrar más información o contactar con Matías podéis hacerlo en su web www.matiaseisen.com, facebook o en twitter: @matiaseisen

Dani Boronat

0 comentarios en Matias Eisen
Deja tu comentario