Revista de Bajos

Jonas Hellborg

Jonas Hellborg es un iconoclasta difícil de encajar, forma parte de su forma de ser. Piensa en el individuo como ser humano único por encima de todas las cosas. Esa filosofía lo convierte en un bajista muy personal, con estilo propio, con enorme técnica al servicio del sentimiento. Nos cuenta su enfoque sobre todo ello en esta entrevista en exclusiva para Bajos y Bajistas.

¿Cuándo supiste que la música iba a ser tan importante en tu vida?
Lo supe desde el principio pero es difícil saber el momento exacto, soy demasiado mayor. Nunca me lo pregunté, en cuanto cogí el bajo supe que haría eso toda mi vida, sin dudas ni pensarlo más.

¿Qué recuerdas de esos primeros años?
Recuerdo mucho y nada. Ya sabes cómo es la memoria, crees que recuerdas pero en realidad son historias que te creas en la mente que no pasaron. Hubo ciertos momentos en mi vida en los que las cosas cambiaron. Al principio me interesaba mucho Hendrix y Cream. Me fui de casa muy joven, vivía en un estudio y un día un vecino me llamó a la puerta, un saxofonista, y me preguntó si quería tocar con él en su banda. Lo hice y ahí comencé a estar interesado en el jazz. Justo antes de eso también me interesaba el clásico. A lo largo de mi vida lo único que no ha cambiado es mi interés en la música.

En los 80 estuviste muy metido en la escena de jazz. ¿Era una escena cerrada o abierta por aquel entonces?
No venía del jazz y tampoco me mantuve en él, pero lo consideraba muy útil en lo que significa la improvisación. Ni siquiera sé que significado tiene la palabra jazz. Lo que ocurrió es que pude tocar con mi héroe John McLaughlin. En aquel momento no le consideraba un jazzman pero él si se lo considera, seguro que tiene sus razones y por extensión la gente creía que yo formaba parte de la escena. Solo son etiquetas, son sólo personas. Alguna gente cree que sabe la verdad, otros la cuestionan. Hay personas abiertas de mente y en mi carrera hay gente que acepta lo que soy.

2

¿Cómo fue tu contacto con Jaco Pastorius? ¿Fue una influencia para ti?
Fue buena nuestra relación, pero no fue en realidad una influencia. Me gustaba y todavía le escucho. No iba en esa dirección. Me gustaba mucho Kodi Hutchinson, ya que fue el primero en basar su manera de tocar en los acordes y su manera de tocar solos me influenció directamente.

¿Qué supone para ti la música del Sur de la India?
En la música hindú encuentras respuestas que no hay en música occidental. En la música occidental mezclas formas, métrica, teoría….Nuestro conocimiento sobre el ritmo en comparación con la música del Sur de India es muy básico. Su entendimiento del ritmo es enorme y es una influencia para mí. Su conocimiento y organización de la melodía también es muy fuerte en toda la música india en general. Una vez dicho esto, no soy un Doctor en la cultura india, soy del Polo Norte, sueco, europeo del norte, esa es mi cultura y lo que soy, así que solo incorporo esas influencias a lo que soy. Si toco con indios ellos hacen que yo suene indio, pero sí que influencian mi manera de componer.

John McLaughlin nos contó que no necesita escuchar a alguien más de dos horas para conocer en qué punto musical se encuentra. ¿Qué crees que percibió en ti?
No tengo ni idea. Incluso no estoy de acuerdo con lo que dice ya que algunos días vas a tocar mejor que otros. Todos somos diferentes, pero si tienes el valor de ser quien eres y eres honesto, capaz de comunicar lo que quieres, no es criticable ninguna manera de ser como ser humano. La música es una manera de comunicación. Lo único criticable es que no sean ellos mismos y le digo a todo el mundo que sean quienes son y que hagan música de la misma manera que interpretan la vida. Si a él le gusto o no en realidad no importa. Obviamente me hace feliz cuando le gusto a la gente, pero hasta cierto punto no me importa. No voy a juzgar a nadie, no me gustan los conflictos.

¿Cómo te defines como bajista?
La música cuenta una historia. He tocado el bajo más que nada más que haya hecho en mi vida, el bajo es mi voz, es lo que digo. ¿Es el español mejor que el francés? Son maneras de expresar lo mismo. Lo importante es lo que dices. Hablo con mi bajo y no pretendo hacer nada técnicamente, solo tengo ideas y las intento expresar con mi instrumento.

¿Qué hay en tu mente cuando improvisas?
Nada. En cierta manera es como hablar. No es cuestión de concentrarte y estar increíblemente atento con algo, simplemente se manifiesta y te comunicas, no piensas en ello. No es un proceso intelectual, es más espiritual.

3

¿Qué nos puedes contar sobre tu bajo signature?
Creo que tu sonido está en tu mente. Lo tienes que encontrar, da igual lo que uses. Este bajo hace más fácil ese proceso. En mi carrera he aprendido lo que me gusta y está implementado en este instrumento. No tiene que ser bueno para otros, cada uno debe encontrar lo que le gusta. Tenía problemas de espalda por tocar el bajo, además los tenía muy pesados. En los 90 toqué acústico y ahí vi que era una postura cómoda para mí. La forma del bajo no es para el sonido, solo es cuestión de estar cómodo. Siempre quise algo que sonara más acústico, pero eso es cuestión de las pastillas, la electrónica, las cuerdas. Por ahora es muy buen sonido.

¿Has encontrado el sonido?
Sí y no Estoy feliz con lo que tengo ahora pero no he parado de desarrollarme o aprender. Creo en el descubrimiento de la música no en la creación, combinando cosas y reflejándola. Mientras continúe haciendo música seguiré descubriendo cosas. Estoy feliz con mi punto ahora, pero estaré más feliz con lo que descubra.

¿Qué opinas de estos eventos como el Warwick Bass Day?
Me gusta conocer gente y el ambiente es mejor que sentarte a masturbarte enfrente de la computadora. Crear música, la gente debe interaccionar. También ayuda a alejarse de la idea de que unos tienen más valor que otros, uno es estrella o ídolo. Todos deberíamos apreciar la música no a la gente. Es como la comida. Da igual quién la hizo si está buena. El tomate no se inventó, lo encontramos y lo usamos y está bueno. Nadie es mejor que otros, esas formas de alabanza no tienen sentido.

¿Tienes algo que decir a los jóvenes que empiezan?
No deberían quedarse en el pasado. Mucha gente mira a lo que ya se ha hecho. Carreras, estilos… La música tiene un sentido social, en como actúa con la gente. Ahora cualquiera hace un disco pero debes encontrar la integración en el mundo real. ¿Es importante dedicarse a la música o no? ¿Te gusta un estilo porque le gusta a otros? Sé tú mismo, es lo que importa. Si eres genuino con quién eres ya tienes éxito. No tienes que practicar originalidad. Todos somos originales, no tienes que buscarlo, sé tu mismo. Toca como lo escuches, es una manera de expresión y encuentra tu lugar en la sociedad y en la interacción con otros.

José Manuel López

0 comentarios en Jonas Hellborg
Deja tu comentario