Revista de Bajos

Ampeg BA 108

 Todos sabemos la reputación legendaria que tiene Ampeg en el mundo de la amplificación para bajo. Posiblemente ganada con el SVT de 300W y su cabinet 8 x 10 que fueron de ayuda para que los bajistas pudiéramos competir con los cabezales de 100W que empezaban a manejar nuestros compañeros de las seis cuerdas en directo. Desde ese primer referente a la actualidad pasando por el combo B-15, otro clásico del estudio de grabación, han pasado muchas cosas.

Adaptándose a las nuevas necesidades de los bajistas, la compañía decidió entrar también en el segmento de los amplis de pequeño tamaño, ligeros y enfocados a ser el compañero indispensable para los que se inician en el instrumento y deben estar muchas horas practicando en casa sin torturar demasiado a los vecinos. En ese sentido vamos a echar un vistazo al Ampeg BA-108

Construcción, controles

El amplificador es de una construcción sólida, acabado en tolex negro, con cantoneras metálicas cromadas para protegerlo de los golpes y asa de plástico en la parte superior. Pesa alrededor de los 12.5 kg, así que se puede mover sin excesivo esfuerzo. Una rejilla frontal en negro y una plaquita con el logo de la marca, le confieren todo el aspecto Ampeg. En la parte inferior la base queda recortada para poder ejercer de cuña y que el amplificador pueda angularse en su posición y proyectar el sonido hacia arriba. El amplificador monta un altavoz de 8” y se mueve en unos 25W de potencia.

El panel con los controles se encuentra en la parte superior.

De izquierda a derecha nos encontramos con los siguientes: dos entradas de jack rotuladas como 0dB Input, para bajos pasivos y -15dB Input, para bajos con electrónica activa. A continuación un Volumen y un set de ecualización con los potes de Treble, Middle y Bass. Le sigue un potenciómetro para controlar el nivel de señal para CD, Mp3, Ipod o similares, cuyas entradas se encuentran a su lado. Es una buena herramienta para meter bases y facilitar la práctica. Una entrada de jack para auriculares y el interruptor de power cierra la descripción del panel superior.

En la parte trasera vemos la toma de corriente, una salida de línea y las correspondientes al loop de efectos. Como vemos todo muy sencillo y ordenado, fácil de manejar.

2

Sonido, conclusiones

Ante todo a la hora de ponderar un amplificador de estas características y este enfoque, es necesario situarnos en el objetivo a alcanzar que es para lo que está diseñado. Destaca como se maneja con las frecuencias bajas porque un ampli tan pequeño tiende a embarrar en graves y eso no sucede con facilidad en este BA-108. Incluso tocando un E grave no distorsiona y suena definido y con cuerpo. El ampli solo empieza a romper con el volumen al 2 como mínimo o si le atacas con mucha dureza. En cuanto al tono, pues está claro que es un Ampeg, en este caso no destaca por el power, que es la esencia de sus hermanos mayores de marca pero si comparte con ellos aspectos sonoros de base.

Si quieres iniciarte en el bajo o quieres un ampli de estudio, este Ampeg es una opción a tener muy en cuenta y que sin duda te acercará a piezas mayores para cuando estés preparado.

Will Martin

0 comentarios en Ampeg BA 108
Deja tu comentario