Revista de Bajos

Miki Santamaría

Pocos bajistas mantienen una actividad tan frenética como Miki Santamaría, a pesar de su juventud -26 años- ya ha girado por Europa y Japón acompañando a artistas como Antonio Orozco, Sergio Dalma, Monica Green, Pep Sala o Beth. Estudia con Gary Willis e imparte clases en el área de Barcelona. Lo hemos elegido como el “novel” de este número con absoluto merecimiento.

¿Qué te llevó a elegir el bajo como instrumento?
Empecé a los 10 años con el piano, a los 13 empecé a rascar acordes con la guitarra y a los 16 descubrí a los Red Hot Chili Peppers y me dije: “madre mía, ¡lo que se puede hacer con un bajo!”. Además, justo en esa época, el bajista del grupo en el que estaba yo como teclista lo dejó, así que tuve una excusa perfecta para empezar a tocar el bajo.

¿Cómo definirías tu estilo como bajista?
Mi estilo queda definido cuando pones a cuatro de mis principales influencias en una coctelera y agitas bien. Ellos son Marcus Miller, Pino Palladino, Gary Willis y Flea. Con esa mezcla creo que he creado un estilo peculiar de tocar ya que abarco todo tipo de técnicas utilizándolas de modo servicial para la música que esté tocando, con visión de productor, siempre dejando a un lado la visión más egocéntrica.

¿Y tú sonido?
Mi sonido es camaleónico. Según la banda en la que esté tocando escojo el bajo y equipo adecuado para el estilo. He tocado desde blues con un sonido vintage auténtico hasta música electrónica haciendo sonar el bajo como un sintetizador y modulándolo con un filtro pasa-bajos. Ahora bien, mi sonido standard es el sonido jazz bass de toda la vida, de toque suave y controlado. Slapeando trato de buscar un sonido parecido al de Marcus Miller, porque me parece elegante y potentísimo al mismo tiempo.

¿Cuatro, cinco o seis cuerdas?
Empecé con 4 cuerdas, me pasé a las 5 durante unos años y ahora he vuelto a las 4 cuerdas. De hecho nunca fui un bajista de 5 cuerdas, siempre me consideré un bajista de 4 +1 cuerdas. Con 4 me siento más cómodo ténicamente y con la ayuda de un octavador o afinando la 4ª cuerda a D puedo ampliar el registro fácilmente.

MIKI 2

¿Cuál fue tu primer bajo?
Un Peavey de gama baja. No sé el modelo pero imagino que sería de la serie Grind. Era bolt-on, pasivo, muy sencillo pero robusto.

¿Quiénes han sido los bajistas que más han influido en tu forma de tocar?
Mi primera gran influencia, como he dicho antes, fue Flea (Red Hot Chili Peppers). Me saqué todos los discos que pude en mis inicios y estudié muy a fondo su manera de tocar. Más tarde estudié a fondo a Pepe Bao (O’Funk’illo), Victor Wooten y su técnica slap… luego vinieron los bajistas que más me han influenciado que son Marcus Miller, Gary Willis y Pino Palladino. De ellos no sólo he aprendido técnicamente si no sobretodo en cuanto al gusto acompañando, en hacer líneas de bajo simplemente perfectas, que encajan a la perfección con el estilo y producción de lo que están tocando. Cada uno en su estilo: Marcus Miller y Gary Willis en el estilo jazz-fusión y Pino Palladino en los estilos pop y rock. Mención especial para Gary Willis, he tenido la enorme suerte de tenerle como profesor durante los últimos años en la ESMUC (Escuela Superior de Música de Catalunya), donde estoy estudiando actualmente el último curso.

¿Qué bajos tienes en la actualidad y cuáles son los que más utilizas en estudio y en directo?
Tengo un Fender Jazz Bass del 77 que es el bajo que más utilizo actualmente. También tengo un Warwick Infinity Custom Shop de 5 cuerdas que utilizo para producciones que requieran la 5ª cuerda y un sonido más moderno. También tengo un Modulus Flea Bass que utilizo para mi grupo tributo a los Red Hot Chili Peppers y en alguna ocasión en que necesito un sonido cañero.

¿Y tu “backline”?
Utilizo un cabezal Aguilar DB750 con una pantalla Epifani 4x10”. Me gusta que los amplis no coloreen el sonido del bajo y con este equipo realmente lo consigo, juntamente con un tono y un volumen que, según mi gusto, rozan la perfección.
En cuanto a efectos tengo de todo tipo aunque mi favorito es un sintetizador Akai Deep Impact que hace que mi bajo se transforme en un sintetizador ochentero total. Otros pedales que utilizo mucho son el previo Sadowsky DI, que combina a la perfección con mi Jazz Bass, y el octavador Boss OC-2.

¿Cuáles son los secretos para ser un buen bajista?
El secreto es que la cosa que más te guste en el mundo sea tocar el bajo. Que tocar el bajo sea el mejor de los pasatiempos, el que te quita el aburrimiento, el que te aísla de los problemas cuando estás triste, etc. Esto implica que estés dispuesto a cambiar tu vida por ir donde el bajo te lleve. Es importante también que uno no se cierre a ningún estilo e intente ser lo más versátil posible y sobretodo saber escuchar. Escuchar mucha música y escuchar a tus compañeros cuando estás tocando.

¿Qué 3 discos recomendarías a otros bajistas que escuchasen por su especial interés?
-Blood Sugar Sex Magik (Red Hot Chili Peppers)
-OK Computer (Radiohead)
-Continuum (John Mayer)

Miki Luz de Gas

¿Cuál es tu actividad como bajista en estos momentos y cuales tus planes de futuro?
Estoy trabajando como bajista freelance en Barcelona, tocando en unas 15 bandas simultáneamente. Hoy en día es la única manera de mantenerse activo y llenar la agenda como se hacía antes. En general por culpa de la crisis hay muchos menos conciertos y se cobra mucho menos dinero que hace unos años. Ninguno de los grupos en los que estoy da como para vivir exclusivamente de él, así que me lo intento combinar y no me puedo quejar, para nada, de la cantidad de conciertos que me salen a pesar de todo. También doy algunas clases de bajo e incluso alguna masterclass. Los planes de futuro pasan por, primero, seguir estudiando a fondo el instrumento y segundo, aguantar la crisis e intentar hacer que los proyectos en los que estoy cada vez vayan a más. Si me veo estancado no descarto moverme a Madrid o fuera de España en un futuro para probar suerte.

¿A qué bajista o bajistas nacionales admiras más por su trayectoria y cuéntanos si alguno ha ejercido algún tipo de influencia sobre ti?
Aquí en Barcelona hay un bajista que para mí ha sido (y es) toda una referencia: Jordi Franco. Es el actual bajista de Antonio Orozco, Manu Guix, Gnaposs, el musical Grease y durante los últimos años he tenido que hacerle suplencias en varios grupos, así que me he tenido que estudiar sus líneas de bajo a fondo y la verdad es que siento una profunda admiración por su gusto en la manera de acompañar. Para mi es uno de los grandes bajistas de sesión del país y tiene un currículum envidiable. A parte de Jordi tengo un especial respeto a bajistas como Carles Benavent y Pepe Bao.

De la música que has escuchado últimamente, ¿qué te ha parecido más interesante?
Curiosamente se trata de música en el que el bajo no tiene un papel protagonista. La verdad es que nunca me han apasionado los discos en solitario de los bajistas. Estoy muy enganchado a Fink, es un cantante y guitarrista inglés que logra transmitir una barbaridad con sus temas. Otro grupo que me parece super interesante es Justice. Es un dúo de música electrónica que está muy de moda y combina el sonido más dance con una fuerte influencia de rock.

Jerry García.

0 comentarios en Miki Santamaría
Deja tu comentario