Revista de Bajos

Billy Sheehan

“Si quieres aprender a hablar español en Estados Unidos ¿Qué haces? Te buscas trabajo en un lavado de coches”. Billy Sheehan alega con esta misma cita que la mejor manera de aprender es coger tu instrumento y subirte a un escenario. Él mismo predicó con el ejemplo, cogió su bajo y no paró (pese a un fugaz flirteo con la guitarra) hasta superar los 5.000 conciertos a lo largo de su dilatada carrera. Tuvimos la suerte de toparnos con él en un evento acontecido en Londres y muy amablemente nos invitó a una cerveza para charlar unos minutos entre clinic y clinic.

Sin duda, Billy Sheehan es un referente para los bajistas de rock. Con su tono y técnica tan peculiares le hizo un lavado de cara al instrumento hasta acercarlo más a la guitarra, sin duda, el instrumento estrella del género. Pero para Billy, el bajo no podía ser menos… Sus inolvidables “piques” en el escenario con Steve Vai y Paul Gilbert a buen seguro pasarán con letras doradas a los anales de la historia de los “Bass Hero” y ya le han valido en múltiples ocasiones para ser galardonado como “Best Rock Bass Player”. Su modelo Yamaha Attitude en color verde espuma de mar es todo un clásico.

La reunión de Mr. Big le ha devuelto a las giras de grandes estadios, pero él simplemente disfruta de su instrumento y lo plasma en cada nota que da. Pese a su status de Rock Star, Billy sigue siendo alguien cercano y con su más amplia sonrisa nos habló de su carrera.

Con la cantidad de años que llevas tocando ¿Todavía crees que te queda algo por hacer?

¡Pero si acabo de empezar! Cada día me doy cuenta de que hay algo nuevo que aprender, es un no parar, no se acaba nunca.

Cuenta la leyenda que ya dabas conciertos cuando todavía no sabías tocar. ¿Qué hay de cierto en eso?

Sí, eso es completamente cierto. A la que me aprendí dos canciones ya estaba ahí arriba dando conciertos.

Y el camino no fue demasiado largo hasta llegar a David Lee Roth….

Mi grupo por aquel entonces, Talas, abrió los conciertos de Van Halen durante más de 40 fechas y ahí es cuando David supo de mí. Fui el primero una nueva banda una vez que su partida de Van Halen era un hecho. A partir de ahí, buscamos a un guitarrista para que se nos uniera al proyecto. En un principio ese hueco lo iba a cubrir ¡Steve Stevens! Pero la cosa no cuajó y le comenté a David que conocía a un chaval llamado Steve Vai y enseguida consiguió el puesto. La gente dice que Steve consiguió el curro antes que yo, que fue él quien me introdujo en la banda, pero Steve no estaba ni siquiera a bordo.

1 (2)

¡Tuvo que ser una experiencia grandiosa por aquel entonces!

¡¡¡Fue la leche, un desmadre!!! En nuestro autobús no había nada de drogas. Con Steve, Greg Bissonette y el teclista era imposible que hubiera ningún tipo de droga. No puedo confirmar nada sobre los otros autobuses, pero en el nuestro no había nada en absoluto. También fuimos muy respetuosos con las mujeres. Fue una época genial, una época salvaje, pero nunca fue algo irrespetuoso, creo que eso es muy importante.

¡Cuántas anécdotas nos podrías contar Billy…!

No hay muchas que pueda contar en esta situación (risas).

Y después de eso ¿Quién iba a pensar que Mr.Big llegara a ser el exitazo que supuso?

Bueno, es lo que nosotros esperábamos y deseábamos. Mr. Big es una grandísima banda, siempre fue divertido tocar con los chicos en alguno de los mejores discos que he hecho, los mejores shows en directo… ¡fantástico! Tuvimos algunas dificultades pero no hay rencor entre nosotros.

Justo después de aquella primera época con Mr.Big el destino te volvió a juntar con tu buen amigo, tu Power Twin, Steve Vai, aunque esta vez para unirte en directo a su carrera en solitario.

Somos muy amigos, es como un hermano para mí y disfrutamos muchísimo en los directos juntos. Hemos compartido escenario centenares de veces.

A parte de tocar en estadios no le haces ascos a tocar en locales más reducidos. Es lo que ocurre con Niacin. ¿Es tu manera de disfrutar más de la música?

Exacto. Hacemos la música que realmente disfrutamos. Tengo la oportunidad de tocar con el mejor batería del mundo, Dennis Chambers, que es el músico más increíble y alucinante que conozco.

¿Tan bueno es? Teniendo en cuenta que has tocado con tantísimos musicazos…

¡Oh, sí! ¡Es el Maestro Supremo! Tiene el groove, es un genio del tempo, tono y no se ha de esforzar en absoluto. ¡Nunca practica ni tampoco calienta antes de los conciertos! Es sencillamente impresionante.

Muchas gracias Billy

A ti, es pero verte pronto de nuevo.

 

Agus González-Lancharro

 

 

0 comentarios en Billy Sheehan
Deja tu comentario