Revista de Bajos

Marleaux Consat Special Edition 5 review en español

Marleaux Consat Special Edition 5

Primero un poco de historia: Gerald Marleaux es un luthier alemán que acumula 28 años de experiencia ya que inició su actividad profesional en la localidad de Clausthal-Zellerfeld allá por el año 1990. Sus inicios fueron realmente tempranos ya que en 1982 y con tan sólo 14 años comenzó a construir bajos como hobby.

Desde un pequeño taller que montó en casa de sus padres fue haciéndose bajos para él y para algunos amigos. Al acabar las actuaciones eran muchos los que se acercaban a Gerald para preguntarle qué bajo había usado y felicitarle por el sonido, lo cual le dio el impulso definitivo para tomar la decisión de que esa iba a ser su profesión.

Estudió durante dos años en la Escuela de Diseño y se pasaba la mayoría del tiempo posible en el taller del luthier Emmo Kochs, un especialista en viola de gamba del que aprendió buena parte de su oficio. Más tarde pasó a trabajar en la construcción de mueble especializado en época barroca, perfeccionando el arte de las incrustaciones y el trabajo fino en la madera.

El primer diseño para el modelo Consat data de 1988, dos años antes de establecerse oficialmente como Marleaux Bass Guitars. Desde entonces han salido de su taller algo más de 2900 bajos, así que estamos hablando de alguien que conoce a la perfección su trabajo y acumula una experiencia enorme. Todo ello se traduce sin duda en una construcción impecable donde sencillamente no hay errores.

El objetivo de Marleaux siempre ha sido el de intentar lograr la máxima calidad en todo el proceso sin descuidar ni el más mínimo detalle. La selección de madera (en la que se implica personalmente) es vital en su caso. No menos importante resulta el posterior almacenaje y secado natural que se lleva a cabo del modo más estricto posible (damos fe de ello porque hace años pudimos visitarle en su taller y nos maravilló su rigor y precisión). Se trata de un enfoque totalmente profesional y meticuloso que intenta dejar fuera de la ecuación la casualidad o los elementos aleatorios. Este proceso consigue que los bajos que salen del taller de Marleaux sean sencillamente perfectos, gozando de una gran estabilidad, un equilibrio y una ergonomía sencillamente intachables.

Marleaux Consat Special Edition 5

El instrumento que analizamos hoy es el modelo Consat  y es uno de los diseños más clásicos de Marleaux . Se caracteriza por una forma realmente ergonómica ni muy grande ni muy pequeña donde encontramos un cuerno superior que se extiende hasta el traste 12, permitiendo un equilibrio perfecto, al tiempo que mantiene una generosa zona de apoyo para el antebrazo derecho, algo que sin duda es muy de agradecer. Por su lado, el cuerno inferior cumple a la perfección como punto de apoyo muy cómodo cuando tocamos sentados, permitiendo el acceso al traste 24 sin el más mínimo esfuerzo, todo un logro tratándose de un mástil atornillado. La unión con el cuerpo se realiza mediante 6 tornillos que van incrustados (sin placa) con la peculiaridad de que el mástil se extiende hasta la propia pastilla del mástil, favoreciendo la transmisión de vibraciones y mejorando el acceso. Por lo general se nota mucho cuando un bajista se convierte en luthier ya que muchos aspectos de su diseño o construcción no vienen dados por un mero ejercicio estético, sino que se aplica el principio de que la forma debe estar al servicio de una función. O dicho de otro modo, todos los años de experiencia como bajista en los escenarios les permite resolver problemas concretos con los que se han encontrado a lo largo del tiempo. Es por eso que el diseño de este cuerpo resulta ideal para largas sesiones. Se agradece además el bajísimo peso del instrumento que viene dado en buena parte por el uso de Dibetou (nogal africano) para el cuerpo, siendo además una madera que presenta una resonancia espectacular.

El mástil de arce europeo duro es una plataforma perfecta sobre la que se asientan 24 trates médium-jumbo perfectamente rematados. Se trata de un mástil de 3 piezas, de modo que la estabilidad está asegurada.

El modelo Consat ha sufrido una serie de cambios y modificaciones a lo largo de los años, lo cual suele ser habitual cuando el luthier es perfeccionista y utiliza la experiencia acumulada para introducir poco a poco mejoras en sus diseños. El bajo que tenemos en nuestras manos se denomina Consat Special Edition y tiene una curiosa historia tras de sí ya que nació hace unos 4 años de la colaboración entre Gerald Marleaux y Joaquín García de Doctorbass. La idea era poder sacar al mercado un bajo del mismo nivel que los Marleaux Custom y Signature que se mueven entre algo más de 3000€ y casi 5000€ (según número de cuerdas y opciones) pero a un precio inferior y además con un plazo de entrega más corto, pero sin perder por ello ni un ápice de calidad o de posibilidades de sonido. Tras un intercambio de numerosos emails y llamadas de teléfono llegó el resultado en forma de esta nueva serie denominada Consat Special Edition y que el luthier alemán construye en exclusiva para Doctorbass, su distribuidor en España.

En esencia este modelo es idéntico a uno de las gamas superiores de la marca excepto porque prescinde de la tapa exótica y se construye por lotes con opciones cerradas. Es decir, que si quieres un bajo a medida, con una tapa exótica, pastillas de tu elección, etc., tendrás que seguir encargando un Marleaux Consat Custom. Pero si por otro lado quieres la misma calidad de sonido y tacto en un bajo con un aspecto sobrio y elegante, puedes perfectamente ahorrarte una importante suma de dinero y hacerte con un Consat Special Edition. Para esta serie se usan las mismas maderas (salvo la tapa, como decimos), herrajes, pastillas y electrónica que para los otros Marleaux Consat Custom, de modo que el sonido, tacto y sensación son exactamente iguales. El hecho de limitar las opciones de acabados y construirse por lotes de 3-4 instrumentos de una vez, permite optimizar el uso de herramientas y el flujo de trabajo, lo cual se traduce en un coste menor. Este precio más asequible sin duda es responsable de la enorme aceptación que ha tenido esta serie, convirtiéndose en el modelo de Marleaux más vendido en Doctorbass.

Sonando

Todo eso está muy bien, pero… ¿cómo suena este bajo? Pues francamente bien, la verdad. El mástil de arce atornillado y un cuerpo de dibetou súper resonante demuestran ser una plataforma ideal para reproducir el sonido natural de la cuerda en todo su esplendor. De hecho es un bajo con una respuesta acústica muy viva antes de conectarlo a un amplificador (una prueba que siempre nos gusta hacer con los bajos que analizamos y que suele ser muy reveladora). En modo pasivo las pastillas Delano Quadcoil demuestran ser tremendamente claras y definidas, con un contenido de frecuencias completo y un carácter ligeramente percusivo que facilita todo tipo de técnicas ágiles como tapping, slap, etc., pero sin que por ello se resienta en absoluto lo que quizás sea más importante en un bajo: el primer armónico o fundamental, es decir, la frecuencia exacta de la nota que hemos tocado.  En este bajo cada nota suena llena y definida, con un equilibrio envidiable entre un sonido grande y profundo y al mismo tiempo ágil y definido.

Lo cierto es que en modo pasivo y jugando tan solo con el Balance de pastillas tenemos ya una paleta de sonidos de primera que sin duda será más que suficiente para muchos bajistas. La pastilla del puente es incisiva pero sin volverse nunca excesivamente aguda (ideal para pasajes con semicorcheas, por ejemplo) mientras que la del mástil tiene ese carácter más cálido y grueso que hace que sea perfecta para líneas clásicas donde necesitas un sonido en onda tradicional pero sin perder nunca definición. La mezcla de ambas pastillas produce un sonido actual con cierto carácter percusivo y excelente definición. La ligera cancelación de fase que ocurre de forma natural al usar las dos pastillas a la vez da como resultado unos medios ligeramente recortados, lo cual resulta sencillamente perfecto para slap.

Electrónica

El circuito de 3 bandas es una obra de arte. El acceso al mismo es realmente cómodo ya que no necesitas herramientas para quitar la tapa posterior que da acceso a la cavidad electrónica (tampoco necesitas herramientas para acceder a la pila, que se aloja en un compartimento separado). Toda la cavidad está forrada con papel conductivo, usándose la cantidad exacta de cable para conectar todos los potenciómetros (que por cierto, son de altísima calidad). En lugar de encontrarnos con un circuito hecho por alguna marca conocida, Gerald Marleaux ha contado con un auténtico experto en electrónica que reside en su localidad y que construye los circuitos uno a uno sobre circuitos impresos utilizando sólo los mejores componentes. El resultado es el previo de bajo más silencioso que hemos escuchado hasta la fecha. Las 3 bandas de EQ son tremendamente musicales (graves profundos, medios definidos y agudos cristalinos) y en ningún momento se degrada la señal ni se pierde musicalidad. Puedes de hecho subir los agudos al máximo si lo deseas y apenas escucharás ruido en el tweeter de tu ampli o monitor. ¡Impresionante! Por cierto, el control de Agudos de la EQ actúa como Tono Pasivo en ese modo así que también puedes acercarte a un sonido más clásico en modo Pasivo recortando el tono y sin necesidad de añadir un potenciómetro específico para ello.

Cuando pasamos de modo Pasivo a Activo no percibimos diferencia de volumen, algo muy de agradecer. El carácter sí que varía ligeramente, consiguiendo al pasar a modo Activo un ligero realce de graves y agudos y un carácter quizás un poco más actual que en Pasivo. Esto resulta ideal para poder pasar en un segundo de un tipo de sonido al otro, aunque cabe decir que el timbre natural del bajo se percibe perfectamente en ambos modos. Es decir, no se trata de uno de esos bajos donde Pasivo y Activo son casi realidades sonoras opuestas sino que estamos hablando de matices dentro del mismo tema.

Mástil

En cuanto al mástil, de nuevo se nota que Gerald Marleaux es un bajista excelente ya que lo encontramos perfectamente equilibrado de medidas. El acabado perfecto en los trastes facilita una acción tremendamente baja si la necesitamos, con una ausencia total de trasteos. Se trata de uno de esos bajos donde todo parece más fácil de tocar. El instrumento no opone la mínima resistencia y nos permite afrontar técnicas que en otros instrumentos requieren un mayor esfuerzo.

La cejuela de 45mm y la separación de cuerdas en el puente de 18mm se nos antoja ideal para mantener ambas manos relajadas, eliminando la temida fatiga incluso tras largas jornadas de estudio o actuaciones intensas. La escala del instrumento es la tradicional de 34” y es que Marleaux no es partidario de escalas extra largas ya que piensa que la tensión extra de una escala 35” no es necesaria para logar un buen Si Grave y que además añade una tensión innecesaria a las otras cuerdas. La verdad es que probando este bajo no podemos sino darle la razón, ya que la cuerda Si es sencillamente perfecta (mismo volumen que las otras y con excelente definición), manteniendo la comodidad de la escala 34” en todo el instrumento. Lo más increíble de esta cuera Si es que funciona de maravilla tanto cuando la acaricias como cuando te empleas a fondo con las técnicas más agresivas. Sencillamente responde bien siempre y está 100% integrada con el resto del bajo en cuanto a volumen y definición.

Un par de detalles que nos gustan especialmente de este instrumento son el acceso cómodo y rápido al alma de doble sentido en la base del mástil así como el uso del traste cero. Esta última es una tradición alemana ya que encontramos traste cero en bajos y guitarras Höfner, Framus, etc. de décadas pasadas. Las ventajas del traste cero son dos: conseguir una nota al aire más homogénea (toques la nota que toques en este bajo, la nota siempre nace de un traste), pero sobre todo eliminar los problemas de afinación que pudiera causar una cejuela que no tenga la altura correcta o en la que los surcos de la misma no coincidan exactamente con el grosor de las cuerdas. El hecho de que la cuerda empiece a vibrar sobre el traste hace que la afinación sea mucho más precisa y además es una gran ventaja a la hora de cambiar tanto de calibre de cuerdas como de afinación, pudiendo convertir este bajo a afinación tenor (EADGC) tan sólo instalando las cuerdas adecuadas y quizás retocando ligeramente la octavación en el puente sin necesidad del cambio de cejuela.

Detalles como un clavijero Schaller y cierres de seguridad de la misma marca así como un puente ETS  completan un instrumento donde todo está pensado para ser eficaz al máximo y facilitar la vida del bajista.

Conclusión

Si buscas un instrumento cómodo, ligero, tremendamente bien pensado, diseñado y construido y que además suene realmente increíble pero no quieres o no puedes hacer una inversión demasiado grande, este Marleaux Consat Special Edition bien podría ser tu bajo definitivo.  Si consigues probarlo te aseguramos que no te dejará indiferente.

Joaquín García

Dibetou

Arce duro, 3 piezas

Arce

24 Medium (+ traste cero)

Delano Quad Coil SBC5HE-4S

Marleaux Activa-Pasiva

Volumen, Balance, Graves, Medios y Agudos (este último actúa como Tono Pasivo en ese modo). Switch para pasar de Pasivo a Activo.

ETS, totalmente ajustable

Schaller

45mm

18mm (ligeramente ajustable)

34”

3.85kg (puede variar ligeramente de un instrumento a otro)

Funda Premium, Herra

Un comentario en Marleaux Consat Special Edition 5 review en español

Ampeg Classic Bass Preamp y Scrambler Bass Overdrive | Bajos y Bajistas el 22 Octubre, 2020 a las 11:30 am:

[…] la idea es estupenda, pero ¿funciona? Con la ayuda de un bajo Fender 50’s Classic Precision, un Marleaux Consat SE (analizado en este mismo número) y un Rickenbacker 4003, hemos comparado por un lado el sonido de […]

Deja tu comentario