Revista de Bajos

Pepe Bao

Pepe Bao es uno de los bajistas con más bagaje musical y experiencia de España. La lista de artistas con los que ha colaborado es interminable y es que da igual el estilo, Pepe siempre encuentra su sitio. Pero donde sin lugar a dudas ha demostrado su esencia como músico y bajista es en su banda andaluza O’Funk’illo donde da rienda suelta a su lado más salvaje y percusivo. Con todos vosotros, el maestro Pepe Bao.

Bueno Pepe la primera pregunta es obligada, ¿Cómo empezaste en el mundo de la música y particularmente con el bajo?
Pues en la música empecé cuando estaba en la cuna imagino yo, en mi casa siempre ha habido buena música, cuando éramos pequeños en mi casa se escuchaba Santana, Traffic, Jimi Hendrix, Boney M, Cool and the Gang… yo creo que todo viene de ahí.

Después poco a poco iba con mi hermano Anye tocando por las casas de la feria en Galicia tocando cosas como “Eva María se fue…”, temas de los Beatles y música de aquella época, la verdad es que éramos un poco sin vergüenzas para eso.

¿En aquel entonces empezaste ya con el bajo?
No, no, yo tocaba de todo, la guitarra, la percusión, a veces cantaba … y con el bajo fue un día que mi hermano tenía un grupo con Julián Planet, que en paz descanse, había una gira del  PC y faltaba un bajista y yo sin tener ni idea dije: “pues yo toco el bajo” y fuimos mi tío y yo a la tienda MAXI en Madrid y habían tres bajos, uno de 33.000, otro de 66.000 y otro de 99.000 pesetas y dice mi tío “coge el que quieras” y yo para no quedarme ni corto ni largo pues me quedé con el de 66.000, un bajo IBANEZ MUSICIAN que todavía conservo, esos bajos salieron buenísimos y a partir de ahí empecé a navegar con el bajo, en aquel entonces tendría 17 o 18 años.

¿Con qué bajistas, conocidos o no, diste tus primeros pasos?
Pues en un principio nunca me había interesado mucho por el bajo así que empecé a escuchar bajistas y a investigar con diferentes técnicas, al principio tocaba con púa, yo vengo del Rock y me interesaba Steve Harris, Geddy Lee de Rush y después a Stanley Clarke, me metí un poco en el Jazz-Rock a raíz de escuchar discos de Jeff Beck. También conocí a gente como Alphonso Johnson, Abraham Laboriel y Mark King.

¿Crees que puede haber sido clave en el devenir de tu carrera el contar con otro músico inquieto en la familia? Me refiero, obviamente, a tu hermano Anye ¿Como de importante crees que fue esa carrera paralela en vuestros comienzos?

¡Por supuesto! Hemos sido compañeros de faena desde el principio, íbamos siempre los dos juntos, lo llevábamos en la sangre. Cuando éramos pequeños yo era el batería y el tocaba la guitarra y cantaba. Imagínate que yo montaba mi batería con la caja de costura de mi abuela y los tambores de detergente y Anye con la raqueta de tenis como guitarra (risas).

En tu manera de tocar y vivir el Groove se nota que has aprendido “tocando”. Con esto me refiero a que da la impresión que aprendiste tocando con otra gente, en bandas… nada de estudiar, ¿Fue eso así realmente?
La verdad es que yo para eso soy fatal, yo toco con quien sea, nunca he sido de estudiar, lo bueno en mi caso ha sido tocar con mucha gente distinta y siempre aprendes cosas de unos y de otros y te abre la mente, la gente que toca siempre junta al final se acaba aburriendo.

2 (2)

Tu manera de tocar es muy rítmica, al hilo de lo que comentabas que de pequeño te sentidas atraído por la percusión ¿Consideras que este aspecto ha sido clave en tu forma de tocar?
Sin ninguna duda, yo soy un bajista muy percusivo y me gusta mucho tocar la darbuka y eso se nota cuando hago tapping, también algo parecido cuando hago slap.

Tu técnica es muy particular, probablemente porque aprendiste de oído ya que en aquella época no había tanta facilidad para encontrar videos, partituras, DVDs, etc. ¿Cómo se puede formar un músico en esas circunstancias?
Pues mira con el casette y la cinta dándole para atrás y para adelante y con el tocadiscos con el dedo en la aguja (risas)… no había otra cosa, todo era de oído, no teníamos acceso a videos ni nada como ahora en Youtube por ejemplo, todo lo que entraba era de oído, yo he sido autodidacta y nunca he ido a estudiar con nadie así que no me quedaba otra, tocando con gente muy buena y preguntándoles cómo haces esto o lo otro.

Se nota que tienes mucha influencia del flamenco, pese a que es una música instintiva por naturaleza ¿Has tenido que machacar algo en concreto? ¿Cuál ha sido tu mayor influencia dentro de este estilo?
Cuando vivía en Barcelona empecé a tocar con gente que tocaba con Peret, la Rumba Catalana y después cuando me fui a vivir a Sevilla fue Raimundo el que nos puso las pilas a mi hermano y a mí, el “soniquete” lo cogimos tocando con Raimundo, con su hermano y con todos los flamencos de Sevilla. Raimundo fue mi padrino en el flamenco, además Raimundo también es bajista, tocaba el bajo en Veneno y en Pata Negra, Raimundo siempre quería que lo hiciese a su manera, aunque tú lo tocaras a tu aire, el siempre insistía hasta que te saliese como a él.

 ¿Hablamos de O’funk´illo? La vuelta de la banda ha sido muy bien recibida ya que se convirtió en una banda de culto ¿Hasta dónde crees que puede llegar la banda en esta nueva etapa?
Yo trabajo con muchos artistas y en ese rol muchas veces no puedo hacer lo que a mí me gustaría con el bajo, para mí O’funk’illo es esa vía de escape para poder expresarme libremente con mi instrumento. También tiene un poco la culpa Raimundo de que fundara O’funk’illo, en aquella época que tocaba con él tuvimos un mal entendido y formamos la banda. Que conste que Raimundo sigue siendo mi compadre y seguimos tocando juntos y seguimos teniendo buena relación.

Creo que con este último trabajo (Sesión Golfa) hemos hecho un “discazo”, Javi se ha ido del grupo por cuestiones personales y ajenas totalmente a la banda., no ha habido ningún tipo de mal rollo. Ahora contamos con Rafa Kas, que es un monstruo y además somos fans de él, desde luego hemos atinado de lleno con él, y la verdad que vamos a tope con la gira, tenemos desde Febrero hasta Mayo ya todo cubierto de fechas. También queremos dar el salto a Sudamérica, he estado de gira con Guillermo Cides por México y la gente está votando en foros de allí para que vayamos a tocar. La cosa está difícil en estos tiempos pero creo que vamos viento en popa.

¿En esta nueva etapa ha cambiado en algo la esencia del grupo?
Ahora hay la misma energía de siempre o incluso más, desde luego que podríamos hacer varias películas con todo lo que nos pasa cuando vamos de gira pero ya te digo que la gente de la banda está muy implicada. Si en algo ha cambiado el grupo es sin duda a mejor, nos hemos vuelto a unir haciendo borrón y cuenta nueva y eso se nota.

3

A la hora de componer ¿Cómo surgen los temas? da la impresión de que salen a base de jams entre vosotros
Básicamente el peso lo llevamos Andreas y yo en ese sentido, normalmente me encargo yo de la parte de los arreglos musicales y Andreas es experto en desarrollar las armonías de las voces, el también aporta muchas ideas y es muy currante. En este último disco Javi también ha colaborado a nivel de composición, más que en los anteriores.

No cabe duda de O’funk’illo es una banda de directo pero también se nota en los discos que se trabaja mucho la producción, la hora de meteros en estudio ¿Cómo enfocáis la grabación? ¿Pensando en llevarlo luego al directo?
Nosotros ya pensamos directamente en el directo, es decir, la canción es así tanto para el disco como para el directo. Vamos preparando pre-mezclas y con eso nos metemos en el estudio. Yo tengo algunos bajos grabados por la mañana (normalmente grabo por la noche) que son bajos de referencia para el disco, los escucho y están perfectos para grabar, se ve que el rollo mañanero de vez en cuando no me va tan mal… (Risas). En ese sentido Andreas es igual, el ya viene con el trabajo hecho y lo que va a cantar es lo que se va a quedar en el disco. Por supuesto que luego siempre se puede arreglar alguna cosa pero son detalles, la esencia ya está en la grabación.

¿Cuál es tu visión sobre el panorama actual de la música en España? Se cierran muchos garitos, promotores que arriesgan menos, público con menos dinero… en fin ¿Hasta qué punto crees que está afectando la crisis en este sentido?
Mira la crisis ha afectado a todos los niveles, incluso a las oficinas de management, quedan muy pocas que se dediquen realmente a apostar por el grupo y llevar bien a un grupo, eso quiere decir llevar bien la promoción de sus conciertos, la selección de salas, etc. Hay muchas oficinas que no trabajan bien, a nosotros nos ha pasado de llegar a una sala a montar y estar los carteles ahí tirados en la puerta, es decir que han llegado dos días antes y no los han pegado y así no se puede trabajar. No tienen ninguna intención de apoyar grupos noveles, buscan a alguien con nombre y ganar pasta en poco tiempo, mira ahora un personaje de estos del corazón graba un disco y todas las oficinas se pelean para contratarlo, la verdad es que es patético. Las compañías discográficas están fatal, creo que no hace falta ni que hablemos del tema. Ahora las salas han subido los alquileres y además tienes que acabar con prisas porque tienen sesión de discoteca después del bolo, tampoco se puede fumar, las normativas en cuanto horarios para los locales son muy restrictivas, la gente ya no se queda como antes … es un tema como te digo a todos los niveles

¿Vosotros lo habéis notado a nivel de contratación o de público?
O´funk’illo gracias a Dios o a quien sea, siempre hemos llenado las salas, nosotros aunque toquemos en Villar del Álamo la gente viene a vernos tocar, aunque no pongan carteles, la gente se entera a través de las redes sociales en internet o vía SMS. Desde que nos hemos vuelto a juntar hemos tenido que batallar mucho, hemos tenido problemas de dinero con algunas oficinas de management, no te voy a dar nombres. No hemos tenido apoyo tampoco a nivel de medios, la verdad que un panorama muy desamparado, pero nosotros somos guerrilleros, tocamos donde haga falta y hemos luchado contra todo eso a base de hacer carretera y tocar que es lo nuestro. Ahora mismo estamos con la gente de Asalto Sonoro y de momento la cosa va bien y nos gusta cómo trabajan.

En algunas de tus grabaciones se puede apreciar que tocas con fretless, un sonido muy particular y que digamos está en lo opuesto a tu habitual estilo y sonido al que nos tienes acostumbrados ¿Para ti es un recurso más o realmente te apasiona de un modo intimista?
El fretless me gusta mucho, me encanta, yo empecé a tocarlo con Raimundo tocando en los temas más flamencos, por ejemplo en el disco de “Noches de Flamenco y de Blues” con Raimundo. Ahora con O’funk’illo los tengo un poco olvidados debajo de la cama… risas para grabar lo utilizo muchas veces, además de que técnicamente te exige más, pero sí que me gusta.

¿Te das cuenta de que probablemente eres el responsable de que el público español se fije más en los bajistas que antes?
La verdad es que España ha sido bastante anti-bajista, siempre el bajista es el que estaba detrás, si te comprabas un pedal te miraban raro, sobre todo los guitarristas… (risas) o si te ponías delante te decían que ahí iban el frontman y el guitarra solista… con O’funk’illo es otro rollo, la primera vez que el bajista tiene más solos que el guitarra, pero no ha sido premeditado. La gente no estaba acostumbrada a ver solos de bajo, aunque en el ámbito del rock gente como Toni Urbano de Leño o el Sherpa hacían algo pero así en plan solista el único era Carles Benavent.

4

Recientemente has recibido un premio como mejor bajista nacional del año por la revista Rolling Stone y también por parte de Todobajos ¿Cómo te sientes por este reconocimento después de tantos años trabajando?
Los premios a nivel popular, que sean votados por la gente me parecen muy bien, ahora si son premios en los que hay un jurado que la mayoría de veces son gente que no tiene nada que ver con el mundo de la música, ni siquiera voy recogerlo.

Tu primer disco como solista “Navegando en un mar de olivos”, ¿Qué tal acogida está teniendo?

Pues la verdad que va muy bien, habré vendido unos mil y por otro lado creo que he regalado unos trescientos… (risas), la verdad es que el disco le está gustando a todo el mundo, en México vendí más de cincuenta en dos días. Yo he pensado en un disco que cuando lo pongas lo dejes hasta el final, que no moleste, que no aburra, puedes ponerte a frasear y tirar de técnica en algún tema o en algún fragmento en concreto pero no todo el disco, mi idea era hacer un disco bonito, melódico, hablar con el bajo. Yo me pongo discos de bajistas que me encantan y que tocan de p.m. pero a veces me canso de escuchar que es un poco lo mismo de antes, los mismos sonidos, etc.

¿Cuándo decides reunir todo ese material tan personal que has ido grabando durante años y sacar tu disco?
Por suerte siempre estoy haciendo muchas cosas y todo son grabaciones que he ido haciendo a ratillos con la ayuda de Álvaro Gandul, un poco a trompicones y a veces con pocos medios, con material con el que trabajo en casa, pero sin duda había que hacerlo ya.

Sé que es algo muy personal pero si te tuvieses que quedar con un tema del disco ¿Cuál elegirías?
Es difícil porque todos tienen su historia ¿sabes? Por ejemplo “Er tío bao” es un tema por Bulerías donde meto técnicas como el tapping, es un poco a mi aire. “La habitación de Pepa” lo compuse en una habitación de casa de mis suegros una noche cuándo mi mujer y yo éramos novios y no nos dejaban salir, no me podía dormir y me encerré en un cuarto y allí la compuse. El tema de “Canto de ballenas en el Alvar”, vi un reportaje de los cachalotes y flipé con su filosofía, lo cogí directamente como tema instrumental, en plan que canten las ballenas jorobadas y los cachalotes. El tema de Ray Heredia “Alegría de vivir” que siempre me ha encantado y el tema de Antonio Flores “Isla de Palma” que es buenísima, son mi homenaje particular a ellos dos. Cada tema tiene su rollo.

A nivel de colaboraciones, ¿Qué músicos han participado?

“Primera toma” con Roger Blavia y se quedó la primera toma de batería que grabó, algo impresionante, de ahí lo del nombre. “NBA triple” que es un tema de Alvarito, muy guapo y “Fulanito y menganito” que se lo envié a Santi campillo para que grabara las guitarras y Sooper a la voz. Raimundo también ha colaborado en la parte reggae de “Alegría de vivir”. Richard Ray Farell, un americano y lo grabamos en Málaga, una fiesta privada y nos juntamos Álvaro y Quique Porras a la batería y lo grabamos en directo y la verdad es que quedó muy bien. Y después están Joaquin Migallón, Juanito Macandé, Dani Galeano, Juan Reina y Miguel Iglesias.

¿Estas contento con el resultado?
La verdad es que si, y ahora quiero hacer otro, quiero juntar músicos catalanes, gallegos, vascos, andaluces, extremeños… y fusionar un poco lo de cada lado, no quiero ir al disco Fussion –Jazz.

Bueno Pepe, sabemos que tienes que salir a tocar en pocos minutos y no te queremos robar más tiempo, muchas gracias por habernos atendido y te deseamos mucha suerte.

Dani Boronat
Fotos: Fernando “Big Hands”

Un comentario en Pepe Bao

¡¡ Alegría de vivir !! | se prohíbe dar el cante el 13 Junio, 2016 a las 4:39 pm:

[…] cómo estamos tan a gustito se marcha Junior, Lin coge las congas y aparece Pepe Bao con su bajo… pues eso. Andreas arranca con “Nos vamos p´al quely” atronando, y […]

Deja tu comentario