Revista de Bajos

Mu Tron III

Un pedal único e inspirador como pocos se han fabricado en la historia de los efectos. Empleado por toda clase de músicos para dar un toque especial a sus composiciones, los modelos originales se han convertido en un artículo altamente cotizado entre los coleccionistas.

Un poco de historia
La empresa estadounidense Musitronics Corp. Lanzó al mercado en 1972 el Mu-Tron III, desarrollado por Mike Beigel, ingeniero electrónico por el M.I.T. Esta patente, junto con muchas otras en diversos campos de la electrónica, ha proporcionado un merecido prestigio al Sr. Beigel, a pesar de que el Mu-Tron III dejara de fabricarse en 1978.

Años más tarde, en 1995, Mike Mathews -gurú y propietario de EHX- propuso al Sr. Beigel emplear el circuito original dentro de la serie de efectos de EHX. A raíz de esta colaboración, y con ligeras modificaciones del diseño original efectuadas por el propio Beigel, surgió el Q-Tron by EHX y toda una serie de efectos derivados de éste.

En las tripas del efecto

El Mu-Tron III es un filtro de envolvente, lo que vulgarmente solemos denominar “auto-wah”. Consiste en un filtro cuya frecuencia de paso vendrá marcada por la intensidad de la señal que le llegue. Simplificando, podemos decir que la señal de nuestro instrumento pasará por un filtro cuya frecuencia -y por tanto, el tono resultante- cambiará en función de la fuerza con la que ataquemos las cuerdas. Una imagen representativa del funcionamiento del pedal sería pensar que tenemos el pie encima de un wah-wah y que lo accionamos más o menos según la fuerza con la que toquemos. Suena complicado pero es más sencillo de lo que parece.

Para que el efecto pueda procesar nuestro sonido de esta forma, necesitamos que una parte del circuito se encargue de detectar la intensidad de la señal que entra. A partir de aquí, los pasos vienen encadenados. Las distintas intensidades detectadas, se traducen en voltaje que se emplea para iluminar el LED de un opto acoplador. Así, obtenemos una resistencia que varía de valor en función de la intensidad con la que tocamos. Y esta resistencia es la que controla a su vez el centro de frecuencia del filtro que va a procesar nuestra señal.

Controles

Lo que ha hecho famoso el sonido del Mu-Tron III es la versatilidad de este filtro y el sonido final resultante. Independientemente del instrumento empleado -guitarra, bajo o incluso teclados- el pedal es capaz de ofrecer un sonido extremadamente natural. Además, sus controles nos permiten un amplio rango de posibilidades. Veámoslo en detalle:

Gain: Controlamos la amplificación de la señal de entrada. Esta señal será la que disparará posteriormente el filtro en una etapa posterior, por lo que este control nos marcará sobremanera el funcionamiento global del efecto. Además, es el que nos va a permitir el empleo de diversos instrumentos, adecuando la intensidad de la señal inicial. El Mu-Tron III no es True Bypass, así que este control de Gain controla el volumen de salida de la señal del efecto cuando no está activado.

Peak: Marca la profundidad del efecto. Básicamente, lo que hacemos es reenviar la señal ya filtrada para que sea procesada de nuevo. Esto reduce cada vez más el rango de frecuencias de la señal de salida, haciendo más extremo el resultado final.

Drive: Un conmutador de dos posiciones (Up/Down), que controla la dirección del barrido del filtro una vez activado. En la posición Up, incrementamos la frecuencia obteniendo un sonido tipo “wah”, mientras que en Down el efecto es contrario, tipo “auw”.

1

Range: Un conmutador de dos posiciones (Down/High) que desplaza la posición inicial del filtro, añadiendo o quitando un par de condensadores en paralelo al circuito de filtrado.

Mode: Podemos seleccionar entre 3 modos distintos, LP (Low Pass), BP (Band Pass) o HP (High Pass), en función de en qué etapa del proceso de filtrado de la señal tomemos la señal que irá a la salida del efecto. Básicamente, es el control global que nos va a permitir controlar en qué rango de frecuencias funcione el Mu-Tron III y, por tanto, el responsable de la gran versatilidad del efecto.

Sonido

Si algo define el sonido del Mu-Tron III es, sin lugar a duda, la musicalidad del resultado final. La naturalidad y el sonido orgánico que ofrece es único en el mundo de los “autowahs”. Sin embargo, la versatilidad de sus controles permite adentrarnos en terrenos más experimentales y sonidos más bizarros si lo deseamos. Es más complejo describirlo que escucharlo, así que os hemos preparado un video de demostración donde podréis comprobar algunas de las posibilidades del pedal, tanto con guitarra como con b a j o. Comprobareis c o m o la dinámica de n u e s t r a mano derecha será fundamental a la hora de obtener resultados distintos.

¿Puedo conseguir uno?

Los pocos años que el efecto estuvo en producción dificultan enormemente su adquisición en el mercado de segunda mano, ya que es raro que los poseedores de uno de los modelos originales se deshagan de ellos. Así que las dos alternativas de que disponemos son o bien la adquisición de un Q-Tron de EHX o la fabricación de un clon del modelo original.

El Q-Tron no es e x a c t a m e n t e igual que el original, pero mantiene el mismo diseño de circuito e incorpora algunas mejoras desarrolladas por el mismo creador del modelo inicial. Una gran alternativa. La fabricación de un clon es relativamente compleja ya que el circuito no es apto para principiantes y algunos de los componentes necesarios son complicados de encontrar. Sin embargo, la red de redes estará una vez más de nuestro lado. Así, en la web del gurú del D.I.Y. R. G. Keen, podemos encontrar un proyecto perfectamente documentado para la construcción de un pedal similar al original, con la introducción de algunas mejoras en el sistema de alimentación.

Este proyecto es el que han utilizado en Pisotones -web de referencia en el D.I.Y. en castellano- para documentar de forma magnífica la construcción de este pedal. No dejes de consultar su web si estás interesado en construirte uno, ya que encontrarás multitud de información útil, con distintas posibilidades y potenciales mejoras…. y todo ello en castellano.

Conclusión

El Mu-Tron III se ha convertido, con el paso del tiempo, en uno de los clásicos en el mundo de los efectos, así que si tienes la oportunidad, no dejes de probarlo. Caerás rendido por la magia de un pedal único, musical e inspirador como pocos. Make it funky!!!

David Vie.

 

 

0 comentarios en Mu Tron III
Deja tu comentario