Revista de Bajos

LTD J-204 ASN

Cuando recibes un bajo asiático de esta gama, aun sabiendo que en ESP-LTD son capaces de hacer buenos productos a bajo precio, en el fondo piensas que si la impresión es buena, la definición será definir el producto como “un bajo con buena (o muy buena) calidad precio”, “un Jazz Bass clásico al que si le cambias las pastillas tendrás un buen bajo de batalla”, “producto perfecto para principiantes o como segundo bajo”, “vale bien lo que cuesta”, etc. Pero, sorpresivamente, éste no fue el caso.

Lo primero que impacta, al analizarlo desde la perspectiva de que se trata de un bajo de gama baja (350-375€ en tienda), es lo bonito que es.

Salta a la vista no se trata de maderas de segunda, es fresno, y muy bonito. Lo segundo que me llamó la atención fue que tenía detalles de diseño impropios de estas gamas: tiene los cuernos más finos y alargados, lo que lo hace una delicia de equilibrio al tocar de pie con correa, y posibilita un mejor acceso a los últimos trastes. Y tiene un rebaje en la zona de unión mástil-cuerpo que lo hace aún más cómodo. Llegado a este punto me planteo valorar el bajo en sí mismo, independientemente del precio que tiene.

Este modelo en concreto se trata de un ESP-LTD J-204 ASN NAT, un Jazz Bass de cuatro cuerdas, pasivo con controles volumen-volumen-tono, cuerpo de fresno con acabado natural, mástil de arce con diapasón de palorrosa, con dos pastillas simples, puente de media masa (tipo Gotoh 201), golpeador “tortoise”. Un auténtico clásico, eso está claro. También existe la versión en aliso con acabado en sunburst, con el resto de características idénticas.

2

Construcción

Se trata de un bajo con mástil atornillado al cuerpo de fresno. El acabado satinado de la parte posterior del mástil, junto con su perfil en U estrecho, hacen de él un mástil realmente cómodo y fácil de tocar. Tiene 21 trastes XJ sobre el diapasón de palorrosa, con los bordes acabados correctamente. Digo correctamente porque casi el resto del bajo supera en mucho lo correcto. En el clavijero encontramos cuatro clavijas de afinación tipo vintage que hacen perfectamente su trabajo.

Tenemos una cejilla de plástico y un retenedor para las cuerdas 1ª y 2ª. El acceso al alma es mediante una hembra de llave allen en la base del clavijero, lo cual siempre es más cómodo que tener que desmontar el mástil para hacer un ajuste.

El cuerpo consta de tres piezas de fresno, precioso, con un golpeador tortoise de aspecto vintage bien resuelto. El clásico diseño de Jazz Bass está modificado en dos puntos, con gran acierto a mí entender: los cuernos más finos y alargados, y un rebaje en la unión mástil-cuerpo. Si a esto le sumamos que se trata de un bajo de peso medio-bajo (4,2 kgs. en el caso de esta unidad) tenemos un Jazz Bass realmente cómodo, sin nada que envidiar a gamas muy muy superiores.

Electrónica

La electrónica es la simple y típica de un Jazz Bass vintage, consistiendo en dos pastillas simples controladas cada una por un potenciómetro de volumen, y un potenciómetro de tono general.

La prueba

La prueba la hice con dos combinaciones distintas de amplificación. Primero una combinación de un amplificador AMPEG SVT-7 Pro con una pantalla EBS Neo 2*12, una combinación todo terreno para lograr sonidos clásicos, tanto fingerpicking como slap. Y un amplificador EBD HD350 con una pantalla EBS Proline 4*10, una opción claramente más moderna.

Como ya adelanté, se trata de un bajo realmente cómodo, y con un tacto muy agradable. El ajuste de fábrica era medio-alto, con el que yo estaba cómodo, aunque es probable que otros usuarios prefieran rebajarle un poco la acción.

Una vez enchufado continúan las sorpresas positivas. Con ambas pastillas a tope es una delicia, tanto en fingerpicking como en slap. Tiene un sonido lleno, con matices, y carácter vintage. El sonido slap es realmente clásico, respondiendo bien a las diferentes dinámicas.

4

Si vamos recortando el volumen de la pastilla del mástil nos vamos encontrando un sonido cada vez más nasal y con más mordida, no quedándose en absoluto corto de potencia. Si procedemos a la inversa obtenemos el sonido lleno y grave de la pastilla del mástil, también con buena presencia, haciendo posible tocarlo con púa para sonidos vintage recordando a un Precision. En ningún caso noté el más mínimo ruido o zumbido. La electrónica no desentona en absoluto con el resto del bajo. No estamos ante el caso “es un buen bajo, le cambias las pastillas y queda fenómeno”.

El sonido de este bajo es claramente Jazz Bass, pero aún dentro de esta definición diría que tiene un sonido más vintage que moderno. Entonces lo veo muy apropiado para R&B, blues, rock, rock ’70, etc… aunque ya se sabe que los Jazz Bass tienen gran versatilidad.

Conclusiones

Ahora viene el momento de explicar el titular “Rompiendo barreras”. Se trata de un producto asiático, de Vietnam concretamente, que encuadraríamos dentro de la gama baja, con un precio que no llega a los 400 euros. Pero no lo calificaría con la típica frase “buena relación calidad-precio”. No. Simplemente es un buen bajo. Y para mí muy importante dentro de estos precios: muy equilibrado. No hay que cambiarle piezas con el gasto añadido, más el gasto de luthier, para poder disfrutar de él.

Lo podemos resumir por partes:

– Estupendo mástil, comodísimo. Buenas clavijas de afinación.

– Cuerpo de madera de primera clase, fresno.

– Diseño en el cuerpo: cuernos alargados, rebaje en la unión mástil-cuerpo. También muy cómodo, facilitando un buen acceso a los últimos trastes y buen equilibrio colgado con la correa.

– Buenas pastillas, buen sonido, vintage.

– Además es muy bonito.

3

Por poner peros: el ajuste de fábrica se podría mejorar, aunque de todos modos me gusta retocar todos los bajos que he comprado, sean de la gama que sean. El acabado de los trastes también se puede mejorar.

Como curiosidad, lo llevé a un ensayo, y un bajista amigo lo prueba, y me comenta: ¿Qué te ha costado, 800?

En resumen, al igual que ya está ocurriendo con la amplificación, se puede tener un buen bajo por menos de 400 €. Éste LTD J-204 es un ejemplo. El tiempo dirá si le seguirán otros.

Rafa Mercadal

0 comentarios en LTD J-204 ASN
Deja tu comentario