Revista de Bajos

Lakland Skyline 44 02 Deluxe

Lakland Guitars nació en Chicago en 1994 de la mano del bajista Dan Lakin y el luthier Hugh McFarland, cuando en enero de ese año comenzaron a desarrollar el primer prototipo de bajo que combinaba las esencias de los Jazz Bass de Fender y los Stingray de Musicman.

Tomaron como punto de partida las siguientes características, cuerpo de fresno con tapa de arce acolchado, mástil y diapasón de arce. En cuanto a electrónica instalaron unas pastillas fabricadas por Bartolini con el concepto de single coil en mástil y humbucker en el puente basándose en el diseño del modelo de bajo Dolphin de la casa Warwick. Y en el puente introdujeron lo que se ha convertido en un elemento característico de la marca, el óvalo de acero cromado.

Tras la marcha de McFarland en 1997 de la compañía se introdujo una nueva serie de instrumentos más económicos que salió al mercado en 2001, la serie Skyline. Hasta que en abril de 2010 la compañía fue adquirida por la compañía Hanson Guitars, empresa que había sido el principal fabricante de pastillas y previos para la marca. Desde entonces Lakland ha seguido creciendo y aumentando su catálogo de instrumentos hasta lo que hoy en día conocemos.

Serie Skyline

Como comentábamos antes Lakland en 2001 introdujo una línea económica de bajos para poder abarcar más mercado y poder llegar a más músicos, creando la Serie Skyline. Esto lo consiguió trasladando la fabricación de esta serie inicialmente a Corea del Sur y en 2008 instalándola en Indonesia.

Los instrumentos de esta serie pese a que su fabricación se realiza fuera son enviados de vuelta al taller de Chicago para realizar la instalación de la electrónica y la puesta a punto antes de salir a la venta. Las características de esta serie son idénticas a las fabricadas en Chicago, salvo que no cuentan con el refuerzo de grafito en los mástiles de 4 cuerdas, la selección de maderas y que las cejillas no son de hueso.

En esta serie no se dispone de la variedad de modelos que la serie USA, la carta de colores es limitada y los cuerpos son todos de fresno. El trabajo que se realiza en el taller de Chicago consiste exclusivamente en la instalación de la electrónica y la comprobación de nivelación de trastes y ajuste.

3

Construcción

El bajo que estamos probando se trata del modelo 44-02, que se corresponde con la versión asequible del 44-94 USA, manteniendo las mismas características y con la instalación de las mismas pastillas y previo.

Las características son cuerpo de fresno, con tapa de arce acolchado en acabado Cherry Sunburst, con un peso medio-ligero, mástil y diapasón de arce con 22 trastes y un radio de diapasón de 10”, escala 34” y cejilla de plástico con un ancho de 1,6”.

Los clavijeros son Hipshot Ultralight que con su bajo peso ayudan a mantener un balance muy bueno del instrumento y el puente Lakland con la placa ovalada de acero nos permite encordar las cuerdas al modo tradicional de Fender o a través del cuerpo.

PLEK

En esta serie de bajos se ha utilizado la tecnología PLEK para el nivelado y ajuste de trastes, cejuela, curvatura, acción y ajuste del mástil, todo controlada por ordenador, mediante una máquina que mide y procesa los instrumentos con las cuerdas en tensión, trabajando así sobre condiciones reales de uso, y permite conseguir una alineación perfecta de los trastes y el puente, así como la posición de las cuerdas.

La sonda mide el mástil y los trastes del instrumento con las cuerdas en tensión y crea un perfil para más tarde pulir los trastes con una precisión de centésimas de milímetro a la altura deseada.

6

Electrónica

Desde hace unos años, el modelo 44-02 viene equipado con las pastillas Lakland MM-J y el previo LH3 diseñado por la propia marca, basadas en el sonido de la electrónica original de Bartolini con la que lanzaron el modelo, pero han conseguido sacarle al sonido un punto extra de pegada y presencia.

La configuración de pastillas es la característica fundamental de la marca que lleva manteniendo desde principios de los años 90. Una pastilla single coil en el mástil, y una doble tipo Musicman en el puente.

Encontramos un miniswitch con 3 posiciones que nos permite elegir distintas combinaciones de las pastillas de puente con las que combinando la acción del balance emular los sonidos del Jazz Bass, Precision y Musicman, ofreciendo así un bajo todo terreno.

Las combinaciones posibles jugando serían las siguientes:

  1. Pastilla del puente con bobinado simple con posición ’60.
  2. Pastilla del puente con bobinado simple con posición ’70.
  3. Pastilla del puente en humbucker como el Musicman Stingray clásico.
  4. Las dos pastillas con la del puente en modo simple, como un Jazz Bass en posición ’60.
  5. Las dos pastillas con la del puente en modo simple, como un Jazz Bass en posición ‘70.
  6. Pastilla del mástil con bobinado simple, sonido Precision.
  7. Las dos pastillas con la del puente en modo humbucker siendo este es el sonido característico de la marca.

Nos encontramos con un instrumento que pese a que su fabricación en Indonesia nos pueda hacer tener cierto prejuicio, al cogerlo por primera vez nos aporta una sensación de perfección en las líneas y en los acabados de mástil y cuerpo, con un peso muy ligero por debajo de los 4 kg. Además de saber que cuenta con las pastillas y electrónica de las gamas altas de la marca.

4

Al comenzar a trabajar con él vemos un sonido cálido con un brillo moderno y con el que rápidamente podemos obtener sonidos tipo Jazz Bass, Precision y Musicman, además del propio de Lakland al poner en funcionamiento todas las pastillas simultáneamente. Pocos instrumentos nos aportan esta versatilidad con sonidos tan fieles sin necesidad de ir retocando el previo para jugar con ellos.

Además de las combinaciones de pastillas el previo de 3 bandas nos permite abrir más la paleta de sonidos y poder adaptarnos en cualquier momento a lo que necesitemos. Estas sensaciones junto con el ajuste perfecto de trastes y mástil que nos aporta con el sistema plek hace del bajo un instrumento redondo sin ningún pero que ponerle.

Con la serie Skyline, Lakland ha conseguido unos instrumentos con una relación calidad-precio muy interesante a la hora de plantearte la compra de un bajo y te crea la necesidad de probar un bajo de la serie americana para descubrir que es lo que pueden ofrecer de más que no tienen en esta serie.

Alex Casal

0 comentarios en Lakland Skyline 44 02 Deluxe
Deja tu comentario