Revista de Bajos

José Luis Campuzano “Sherpa”

Este músico madrileño perteneció a algunos de los grupos míticos dentro de la escena rock española como son Módulos y posteriormente Barón Rojo, sin duda la banda clave en la historia de la música rock cantada en español. Bajista, con formación de conservatorio y espíritu inquieto, siempre alrededor de la música y jugando con todo tipo de actividades artísticas y creativas. Permanece en la brecha y en Bajos y Bajistas nos gustó hablar con él.

¿Qué te llevó a elegir el bajo como instrumento?
Con trece años escuché en la lejanía un sonido que me agradaba muchísimo y no sabía lo que era. Fui acercándome hasta que llegué a un juke box (estábamos en una piscina) en la que sonaba “Love me do” de los Beatles. Y resultó que ese sonido que me hacía cosquillas en el pecho era el bajo machacón de Paul McCartney.

¿Cómo definirías tu estilo como bajista?
Más melódico que rítmico. Muy McCartniano.

¿Y tú sonido?
Me gusta el sonido Fender tirando a Precision.

¿4, 5 o 6 cuerdas?
Creo que todas son muy efectivas, pero yo me acostumbré a 4 y cuando cojo uno de 5 me hago bastante lío. De hecho tengo hace tiempo un K5 que todavía no he estrenado.

¿Cuál fue tu primer bajo?
Prestado, un Hofner hecho en Zarautz. Comprado, un Precision.

¿Quiénes han sido los bajistas que más han influido en tu forma de tocar?
¿Había nombrado antes a Paul McCartney? También Stanley Clarke, por supuesto John Entwistle y, como contrabajista, Cachao. Y Ralph Armstrong con la Mahavishnu Orchestra.

2

¿Qué bajos tienes en la actualidad, cuales son los que más utilizas en estudio y en directo?
Siempre fui muy espartano a la hora de comprar instrumentos. Tengo un Hofner violín auténtico, un Rickenbacker stereo, un GL Tribute, el K5 ya mencionado, un contrabajo tres cuartos y mi joya, un Egmond Lyon de los años 50 modelo viola. Hace poco me iban a regalar por mi cumpleaños un bajo que siempre me ha gustado, el Gibson EB3, pero lo probé y no me convenció lo que yo llamo “el mueble”, o sea, el mástil, el cuerpo y lo que tocan las manos. Sin embargo probé un Epiphone EB3 de escala larga y me encantaron el “mueble”, el sonido y el precio (diferencia de 1000 euros con el otro) Así que me quedé con este humilde, estupendo bajo, made in Corea. Un único problema que le encuentro: es “cabezón” y si se te escapa de las manos el cabezal va directamente a machacarte una espinilla. El que más toco es el Rickenbacker.

¿Y tu “backline”?
Una porquería. Aunque no os lo creáis, después de Barón Rojo me juré no gastarme un puto duro más en grandes equipos. Con Barón llevaba dos cabezas Mark3 de 500 vatios cada una y cuatro bafles monstruosos Peavey que me costaron un pastón de la época. Actualmente llevo un Trace Elliot normalito, de segunda mano, “pasando de tó”.

¿Cuáles son los secretos para ser un buen bajista?
Primero, ser un buen músico. Segundo, si tienes alma de guitarrista jamás cojas un bajo, porque enseguida te pondrás a hacer filigranas. Tercero, que tu cuerpo astral vibre en consonancia con las frecuencias graves.

1

¿Qué 3 discos recomendarías a otros bajistas que escuchasen por su especial interés?
Cualquier recopilación Beatles (Paperback writer, With a little help from my friends…) cualquier disco de Mahavishnu donde toque Ralph Armstrong y alguno de Stanley Clarke.

¿Cuál es tu actividad como bajista en estos momentos y cuales tus planes de futuro?
Mi actividad como bajista actualmente es baja. Más bien estoy defendiéndome en la vida con mi guitarra acústica. Mis planes para el futuro son: primero, sobrevivir a los gobiernos que nos desgobiernan y segundo, estoy auto-produciéndome un doble CD donde quiero que haya por lo menos 20 canciones nuevas.

¿Qué recomendarías a los bajistas más jóvenes para que puedan proyectar con éxito su carrera profesional?
Que aunque sean bajos, crezcan (risas) Y que tengan en cuenta que la palabra “bajo” deriva de “base”, que base es igual a cimiento y que sin cimiento cualquier edificio se derrumba. Eso va para todos aquellos que nos menosprecian. (Por supuesto todo esto lo digo en tono jocoso)

De la música que has escuchado últimamente, ¿Qué te ha parecido más interesante?
El Concierto de Primero de Año de la Filarmónica de Viena.

Jerry Barrios

 

 

 

0 comentarios en José Luis Campuzano “Sherpa”
Deja tu comentario