Revista de Bajos

Javier Geras

Bajista alicantino afincado actualmente en Madrid tras su estancia en Inglaterra donde se licenció en estudios de Jazz por la escuela inglesa “Leeds College of music”. Javier es un músico muy activo y versátil, de ahí que lo podemos encontrar recorriendo los escenarios de toda España con alguno de los muchos proyectos en los que trabaja, como Anaut, Sinouj, Vinila Von Bismark, La fuerza del destino, Frank T, The Soul Commanders, Silvia Superstar, Diego Vasallo, Alex O’Dogherty, Abel Calzetta, Cosmosoul y Brothas.

Cuéntanos cómo fueron tus comienzos con el bajo eléctrico
Empecé a tocar a la edad de 15 años en Villena (Alicante), mi ciudad natal. Antes de esto no había recibido ningún tipo de formación musical, así que el enfoque tanto con el instrumento como con la música en general fue autodidacta durante los 2 primeros años. Me cautivo desde el primer momento, fue un flechazo… básicamente copiaba todo lo que podía de los discos y aprendía de los músicos con más experiencia que yo.

Te licenciaste en jazz en el Leeds College, ¿que tal fue la experiencia de estudiar en una de las ciudades considerada como la cuna de muchísimos grandes músicos? ¿Qué diferencias has podido apreciar en la educación musical que se imparte en España en relación al extranjero?

Para mí fue una experiencia increíble, de hecho fue una de las primeras instituciones europeas que impartía un curso de jazz académico, aunque cuando yo fui en el 2002, todo el profesorado potente se había trasladado a la Royal Academy. Aún así aprendí muchísimo, principalmente todo el aspecto teórico que no pude cubrir cuando era autodidacta y por supuesto un montón de conceptos musicales que desconocía. Lo recuerdo como los mejores y más prolíferos años de mi vida, era dedicación en cuerpo y alma a la música las 24 horas del día, lo que todo estudiante de música desearía. Era terminar una clase e ir a practicar, después armonía, luego terminabas y te podías ver un bolo en la cantina del College mientras comías, por la noche jam session, música todo el rato.

Aparte todo lo que la ciudad te ofrecía, estaba lleno de sitios para tocar. Recuerdo que por esa época yo iba a ver música en directo casi todos los días.

La verdad ahora las cosas empiezan a cambiar cada vez más en España, ya existen escuelas con cursos de grado superior en música contemporánea, esto antes era una utopía en este país aunque creo que todavía tiene que mejorar mucho.

3 (1)

¿Cómo nació tu interés por estilos musicales tan dispares como la música tradicional india o la electrónica? Incluso has llegado a tocar con músicos como RN Prakash de Massive Attack
Bueno algunos estilos los fui buscando porque siempre me gustaron y otros me los fui encontrando por el camino. Cuando ingresé en el College fue para algo muy concreto, quería aprender a tocar Jazz. Allí teníamos módulos optativos los cuales complementábamos con las distintas asignaturas del curso. Decidí apuntarme a improvisación en música hindú tras ver un concierto Jesse Bannister, un saxofonista impresionante. Ese concierto me voló la cabeza, me pareció muy interesante el concepto rítmico y melódico de la música tradicional hindú, aunque no llegué a profundizar al máximo, ya que a medida que te adentrabas en ella te dabas cuenta que necesitarías otra vida para aprender bien. Aún así me sirvió de mucho, acabé tocando en un proyecto liderado por Jesse llamado Samay, en el cual se fusionaba música hindú, jazz y más música occidental. Era una pasada, en el proyecto eran todos All Stars y yo aprendiendo de ellos, ahí conocí a Prakash, uno de los mejores percusionistas Hindúes del reino unido, simplemente te dejaba sin aliento. En esa época el estaba de gira con Massive Attack, ya te digo que era un músico muy solicitado.

Con respecto a la electrónica me la he ido encontrando en proyectos como NSHWA o SINOUJ, aunque reconozco que me gusta el lado más orgánico donde se combina Sintes, programación y demás, con otros instrumentos.

¿Cómo te definirías como bajista?
Desde luego no me considero un músico de jazz, valga la redundancia, tengo mucho respeto a los bajistas que hacen esto bien. Yo en cambio me considero un músico versátil debido a los trabajos que me ha tocado hacer, intento aprender algo de todo siempre y sobre todo tocar al servicio de la música, es algo que suelo tener en mente.

Estudiaste también contrabajo y en directo te hemos visto con él en alguna ocasión, ¿Cómo compaginas el estudio y el trabajo con los dos instrumentos?

Realmente me considero un poco mas bajista eléctrico, aunque sí es cierto que he estudiado contrabajo y lo sigo haciendo. La verdad también me apasiona e intento dedicarle unas horas siempre que el tiempo me lo permite. Te puedo decir que mi día de estudio empieza siempre con el contra, después el eléctrico.

Y como influye el estudio del contrabajo en tu formar de tocar el bajo, ¿Consigues independizar las técnicas de los dos instrumentos?
Bueno, aunque la técnica es diferente con respecto al bajo eléctrico, ambos desempeñan la misma función en una banda, siempre puedes encontrar similitudes. A mi particularmente me gusta sacar líneas o frases del contrabajo y aplicarlas al eléctrico y viceversa, te ayuda a aprender más sobre las posibilidades del instrumento.

Ahora viene la pregunta que siempre me gusta hacer para conocer un poco como los profesionales afrontáis el día a día con vuestro instrumento ¿Cómo enfocas la práctica y el estudio?
Sigo siendo un estudiante de jazz, todo lo que practico en casa va enfocado a esto, aunque no lo toque tanto como desearía, es para mí la mejor forma de mantenerte entrenado y preparado para afrontar cualquier otro estilo. Es importante decir que no por ser un músico de jazz te hace conocedor de todos los estilos, esto es un mito, pero si es cierto que el estudio de esta música más allá de que tengas el lenguaje para tocarlo o no, cubre aspectos importantes tales como el entrenamiento del oído, conocimiento de la armonía y tu instrumento y esto es algo universal toques lo que toques.

Ahora mismo estoy transcribiendo solos y líneas de comping de grandes como Ray Brown o Ron Carter y cosas más actuales como Pino Palladino o Jaco Pastorious.

¿Qué discos te han influido más como bajista?
Aquí van los cinco que recuerdo y el bajista que los grabo:

“Songs in the key of life” Nathan Watts

“Return of the space cowboy” Stuart Zender

Album debut de Jaco Pastorius

“Distinto, diferente” Orlando Cachaíto López

“Blue train” Paul Chambers

3 (2)

Muchos músicos acostumbramos a acumular multitud de métodos y libros en casa, que en su mayoría no llegamos ni a abrir ¿Qué libros nos recomendarías para estudiar?
Hay muchos libros que se podrían destacar pero sin duda para mí la biblia es “The Jazz theory book” de Mark Levine, es un libro para pianistas pero que está enfocado para cualquier instrumentista de jazz. Es el clásico libro que sigo consultando con los años y a medida que aprendo cosas nuevas.

Como profesional tanto en estudio como en directo te enfrentarás habitualmente al trabajo del arreglo de temas o incluso a la composición ¿Qué es lo que te motiva para crear una línea o un patrón rítmico que empaste con el tema? ¿Y a la hora de afrontar un solo?
Principalmente es importante conocer el estilo que estas tocando, se crean cosas propias tomando las ideas de los grandes. A mí no me vale con pretender que toco algo, lo suyo es documentarme sobre que estoy tocando y aprenderlo bien, después crear. Una vez que tienes este campo cubierto, tienes que escuchar bien que está pasando a tu alrededor y poner en práctica lo que ya sabes con la mayor musicalidad posible. Es pura lógica muchas veces, aunque siempre hay tiempo de modificar tu línea con respecto a las ideas que lanzan los demás de la banda, se trata de escuchar en realidad. Casi podría decir lo mismo para solear, aunque lo más difícil aquí, es saber lo que quieres decir y tener bien claro a donde lo quieres llevar.

Durante estos años te hemos visto con varios bajos en directo, casi siempre con un corte muy clásico, ¿Cuéntanos un poco sobre ese fondo de armario de instrumentos y que es lo que te aporta cada uno de ellos y que es lo que te decanta a elegirlos para salir a tocar?
Si, hace ya unos años descubrí el maravilloso mundo de los instrumentos vintage y ya no quiero otra cosa. Bueno la verdad, sigo teniendo y usando los instrumentos de siempre que compré en los 90 (Warwick FNA Jazzman de 5 cuerdas, Fender Jazz Bass 75) pero desde que tengo mi Fender Jazz Bass del 73 no uso otro. También depende mucho de lo que vas a tocar obviamente. Nunca utilizaría el Warwick para tocar con Anaut, pero en cambio si lo usaría para ciertos temas de Sinouj o The Soul Commanders.

Mi última adquisición es un Fender Precision del 72 que perteneció a un bajista mítico de los 70 que se llamaba Eduardo García, con este bajo se grabó la famosa línea de bajo de “Entre dos aguas” de Paco de Lucia, toda una pieza de coleccionista. ¡Ahora mismo no toco otro!

¿Y qué amplificadores sueles usar habitualmente en directo y en estudio?
Ahora utilizo un Taurus Qube-450, con múltiples combinaciones de cajas dependiendo del bolo. Para el día a día es lo mejor que he probado en amplificadores portables, no colorea el sonido pasivo de mis bajos antiguos y puedes usarlo tanto para un bolo de garito como para un escenario grande. Por supuesto que para estudio es de gran ayuda, aunque también utilizo amplificadores antiguos de válvulas en los últimos discos que he grabado como el “Fender Silverface Bassman 50” o “Ampeg SVT Classic”, ¡A quién no le gustan las válvulas!

5 (1)

En cuanto a efectos, ¿Sueles llevar pedales para darle color o distintos matices a tu sonido?
Sí, suelo llevar siempre en mi pedalera un “MXR BASS D.I.” la distorsión de este pedal me gusta mucho, el siguiente más usado es el “Octabass” de EBS, un “Bass Equalizer” de Boss para matizar el sonido en los solos y por último un “Bassball Nano” de Electro Harmonics. Este último es más delicado a la hora de usarlo. Luego ya dependiendo de lo que tenga que hacer uso uno u otro, pero he llegado a usar pedales de sintetizador para bajo con pedal de expresión, etc.

Y ya por último cuéntanos que le espera a Javier Geras para este año 2015 y en adelante. ¿Qué planes y proyectos tienes en marcha?
Pues ahora mismo estamos preparando el nuevo disco de Anaut, que si todo va según lo previsto verá la luz para finales de este año. También estaré tocando con Sinouj de nuevo junto al maestro Larbi Sassi y seguiré con la gira “A place with no name” de Vinila Von Bismark que estaremos tocando en INKNIRON Kostum Kulture Festival en California. Esto es más o menos a corto plazo, para el 2016 tengo intención de grabar mi primer álbum con los temas que he ido componiendo a lo largo de este tiempo, me gustaría traer alguno de los músicos con los que toqué en Inglaterra, muchas ganas la verdad.

Alex Casal

0 comentarios en Javier Geras
Deja tu comentario