Revista de Bajos

Eden WTDI

Y te lo agradecerá tanto en directo como en grabación, porque a medida que avancemos en este artículo, veremos las muchas situaciones en las que es recomendable su utilización, la cantidad de ventajas que tiene y los muchos problemas que te puedes ahorrar con una de estos preamplificadores/cajas de inyección de última generación.

 

El Eden WTDI se encuadra dentro de ese mundo de preamps externos en formato pedal que igualmente sirven para dar forma y tono a tu sonido como para mandar la señal que tú quieres y que tú controlas a la mesa de mezclas en entornos de directo, o a la mesa/interfaz en entornos de grabación. Estos preamps/DIs han proliferado mucho en los últimos años y han gozado de mucha aceptación entre los bajistas tanto profesionales como semis o simplemente aficionados al instrumento. Muchas grandes marcas tienen uno en su catálogo: Sadowsky, EBS, Aguilar, J Retro, MXR, Radial, etc. Y hoy vamos a analizar y probar uno de los de más reciente aparición en el mercado, el Eden WTDI.

Muchas aplicaciones

En un entorno de grabación, el Eden WTDI nos será de gran utilidad como alternativa a los cientos de plug-ins que se ofrecen en software. Para quien escribe esto, hay muchos pulg-ins muy conseguidos, pero si la señal analógica llega al dominio digital con el tono que nosotros queremos, será mucho más natural y sonará menos artificial. Conseguiremos un sonido más orgánico, más articulado y más real, más “como si saliese del amplificador”. Y esto no recorta la flexibilidad de las posibilidades de después tratar con software la señal (un color especial en la mezcla, efectos, etc.). Pero hay una máxima inexorable que nunca debemos olvidar en nuestra vida bajística: si tú entregas una buena señal original como punto de partida, cualquier matiz posterior en el software será mucho más fácil y más lucido.

Todos los que tocamos el bajo (bueno y todos los músicos en general), nos pasamos la vida persiguiendo “nuestro” sonido. Compramos equipos, probamos hasta la saciedad y muchas veces lo conseguimos, o al menos conseguimos estar satisfechos hasta que dejamos de controlar nuestra propia cadena de señal y la depositamos en manos de otros. Y este es el caso de cuando tocamos en directo y tenemos que enviar una señal a la mesa de PA , muchas veces a equipo puesto por las salas, donde la calidad de las cajas de inyección que nos proporcionan dejan mucho que desear.

Otro caso que contemplar: cuando preferimos utilizar el amplificador exclusivamente para amplificar y no para colorear el sonido. Este puede ser el caso también de tener que tocar con un amplificador que no es el nuestro y que, o bien no conocemos, o bien no nos inspira garantía. En este caso, estos preamps/DIs son ideales para configurar en ellos nuestro tono ideal y mandar una señal ya a nuestro gusto al ampli para que este se limite a realizar una función relacionada con el volumen.

También son muchos los que adoran sus bajos pasivos (Jazz Bass, Precision, etc.) pero a veces necesitan, o simplemente quieren, darles un aire de bajo activo sin que pierdan su carácter sonoro y los conectan a estos preamps externos con magníficos resultados.

Y por último, puede servirnos para añadir a nuestra configuración un segundo o tercer canal o un canal solista o de mayor realce con solamente pisar un pedal.

 2

Muchas prestaciones

Pero vamos ya a entrar en harina. El Eden WTDI está basado e inspirado en el preamplificador del famosísimo cabezal World Tour de Eden. De hecho, la filosofía que transmite el fabricante es la de tener la posibilidad de contar con lo mejor del sonido de un World Tour en un formato que cabe en la funda del bajo.

Para empezar, me causó muy grata impresión el compresor, que suele ser la parte más floja de estos pedales, sobre todo si lo comparamos con los compresores dedicados de alta gama. En el Eden WTDI la compresión, utilizada con mesura, proporciona al bajo un sonido muy suave y uniforme de excelente utilidad en cualquier entorno de trabajo. Controla los picos, aplanando la forma de la onda acústica pero sin perder un ápice de naturalidad. Muy buena compresión, sí señor.

Otro de los tesoros ocultos bajo la carcasa del Eden WTDI es el control de realce ENHANCE, el cual adquiere su verdadera dimensión cuando se utiliza conjuntamente con los controles típicos de la ecualización, Graves, Medios y Agudos. Este circuito realza a la vez todas las bandas de frecuencias, a modo de excitador, con lo cual el sonido puede alcanzar unos niveles de viveza sorprendentes y “saltar “hacia fuera de los altavoces. Recomendamos un manejo sutil de todos los controles porque todos en el Eden WTDI son de gran sensibilidad, lo que permite un ajuste fino de todas las opciones que ofrece pero si se sobre-utilizan pueden dar lugar a sonido un tanto desbocados.

Lo demás controles son un interruptor de “refuerzo de graves” que cumple su función a las mil maravillas, generando gran redondez y profundidad en el sonido, otro interruptor de control de la frecuencia de medios y una ganancia de entrada cuyo cometido es, combinada con el volumen general, conseguir un sonido más limpio (más volumen general y menos ganancia) o más agresivo (más ganancia y menos volumen general).

3

En cuanto a salidas, cuenta con una salida de XLR balanceada y otra de jack ¼” sin balancear, para envío a mesa o a ampli respectivamente (recomendamos al retorno del lazo de efectos para que atice directamente sobre la etapa de potencia del amplificador y así sortear de manera efectiva los controles de preamplificación del mismo) y una tercera salida “true bypass”, es decir, de pura retransmisión de la señal para el caso por ejemplo, de querer mandar la señal sin procesar, tal cual sale del bajo, a la entrada frontal del amplificador o a un segundo canal de grabación.

En conclusión, con el Eden WTDI todos los matices de sonido están a tu alcance y con gran calidad. Solo tienes que trabajarlo un poco y dar forma a tu sonido preferido. Y después, a mandarlo a donde toque.

Todas las situaciones de utilización descritas son de gran valor y te garantizamos que si tienes un Eden WTDI lo usarás más de lo que puedes ahora imaginarte. Pero para mí hay una de las ya mencionadas que no tiene precio. A saber: llegas a tocar a un garito o festival donde el equipo de PA lo pone la sala o el promotor y el técnico de sonido también; tú tan feliz con tu ampli que te ha costado un congo y que te hace sonar como dios y el técnico de turno te enchufa el bajo a una caja de inyección de las de 15 euros; de allí saca señal a tu ampli y le manda la horripilante señal de la caja al técnico de PA para que haga lo que pueda con tu sonido, con el resultado temido: en el escenario suenas a gloria porque escuchas la señal de tu amplificador y en la sala o recinto suenas de asco porque con ese material (esa cajita que igual se la ponen a un bajo que a un teclado que a una acústica que al acordeón de Los Pajaritos) no queda otra. NO, señores, un poco más de respeto, aquí saco yo mi Eden WDTI, les mando la señal que yo quiero a la mesa y mucho cuidadito con estropearla…

Jerry García

0 comentarios en Eden WTDI
Deja tu comentario