Revista de Bajos

EBS Reidmar

“Fafner robó el tesoro de los nibelungos a su padre Reidmar…” en realidad no vamos a hablar aquí de mitología nórdica, aunque estos nombres coinciden con los modelos de amplificación para bajo de la compañía sueca EBS. Si Fafner puede ser el buque insignia de la marca, vamos a analizar a Reidmar 250 que en otro segmento de precio más bajo, no le queda a la zaga. Ha tardado un tiempo en llegar al mercado pero la espera ha valido la pena.

De un tiempo a esta parte parece ser que se está poniendo de moda, fundamentalmente por cuestiones de tipo práctico, los cabezales de pequeño tamaño, ligeros y fácilmente manejables que te permiten mover el equipo sin demasiadas complicaciones y sin tener que dejarte la espalda trasladándolo cuando vas de bolo. Podríamos suponer que esto iba a ir en detrimento del sonido o de las prestaciones ofrecidas por el amplificador, veremos que nada de esto ocurre realmente.

EBS hace poco tiempo que ha puesto en el mercado su visión de esta jugada que comentamos, una visión que toma la forma del Reidmar 250 y que ¡cuidado! no se trata únicamente de conseguir un peso ligero y un tamaño reducido, se trata de que además suene y suene bien, una máxima que EBS siempre ha mantenido para todos su modelos.

Dicho esto vamos a analizar a este recién llegado a la familia sueca.

Construcción, controles

La primera impresión que nos da el cabezal es la de sorpresa por el tamaño y la ligereza -pesa sólo 3.2 kg- a lo que se le suma la robustez de la carcasa metálica. Un asa situada en el lateral te ayuda a moverlo con absoluta comodidad. En la parte superior una placa de gran tamaño con el logo de la marca, indica de donde viene este Reidmar, el logo del modelo se halla en la parte frontal sobre un fondo decorado con motivos mitológicos nórdicos. En el panel frontal se encuentran los controles para gobernar el amplificador, controles que no resultan familiares porque básicamente son los mismos que sus hermanos mayores de las series TD o HD.

Panel frontal

De izquierda a derecha nos encontramos el Character, un switch asociado a EBS que como su nombre indica realza el sonido, después nos encontramos los potenciómetros siguientes: Gain que regula la ganancia, a su lado el Comp/Limit que no es sino un compresor y sigue otro switch, Filter, activado deja que actúe la ecualización dejándola fuera cuando no lo está. A continuación viene el set de ecualización típico de EBS, Bass, Middle-Freq y Treble y le sigue el Bright, un corte de brillo que va directo al tweeter resultando muy efectivo para tocar slap e incluso metal y por último un Volume.

Panel trasero

En la parte trasera también de izquierda a derecha nos encontramos con el interruptor de encendido y la toma de corriente. Salida para conectar a la pantalla, salida de auriculares, salida de línea, loop de efectos y salida balanceada XLR.

reimar LTD 008

Sonido y conclusiones

Probamos el cabezal con dos bajos diferentes, cuatro y cinco cuerdas. Con el cuatro y ecualización plana lo primero que sorprende es la cantidad de piña que entrega, increíble para los 250 vatios de potencia, en casa al 2 ya sería difícil para los vecinos. Todas las frecuencias se notan presentes tanto en activo como en pasivo. Jugando con la ecualización de medios logramos tonalidades desde agudas con brillo, percibiendo las notas detalladas, hasta graves que suenan sin embarrarse. El Bright le ayuda a definir con claridad y ayudado con el compresor cierra muy bien, no se desparraman las frecuencias.

Con el bajo de cinco cuerdas se comporta de manera semejante, aunque hay que destacar que cumple con la tarea más difícil y es que las notas más graves suenan con perfecta definición.

Tal vez sea un ampli un poco más “duro” que sus hermanos de catálogo, no tan sutil, sin embargo en el contexto banda entrega la presión necesaria, encuentra su espacio y da el empuje adecuado. Por último debemos señalar que no enmascara el bajo que le conectemos, respeta las características tonales de las maderas y la electrónica del instrumento, su identidad, aunque eso sí no lo conectes a un contrabajo porque eso no es lo suyo. Si después de todo esto resulta que su precio está sobre los 475 euros no te queda más remedio que comprobarlo por ti mismo en tu tienda favorita. Diana para EBS.

José Manuel López
Asistencia técnica: Octavio Valero

 

0 comentarios en EBS Reidmar
Deja tu comentario