Revista de Bajos

Collin Edwin

Collin Edwin es un bajista iconoclasta, su visión de la música y del bajo dentro de ella, es muy personal, no es alguien que se dedique a realizar líneas y ponerse de acuerdo con el batería. En realidad, es mejor que el nos lo explique así que os dejamos con sus palabras en esta entrevista en exclusiva, amigos: Collin Edwin

La primera es obligada ¿Cómo comenzaste en la música, en el bajo?
Empecé tocando el bajo a los 15 años, básicamente porque escuchaba música todo el tiempo y quería involucrarme en ella. Mi familia es muy musical también, mi hermano mayor toca guitarra clásica, mi padre guitarra de Jazz, mis hermanas piano y violín clásico. Cogía la guitarra de mi padre hasta que alguien sugirió que cogiera el bajo, así no habría competencia con mi hermano. Conseguí una copia de un Fender Jazz Bass japonés. Estuve como 3 semanas tocándolo sin mucha suerte hasta que un amigo de mi hermana vino a casa, era muy experimentado. Me enseñó alguna cosa básica y me invitó a su casa para enseñarme más cosas. Estuve yendo de manera informal a su casa durante 2 años, expandiendo mi mente.

¿Qué recuerdas de aquellos primeros años de estudio?
Empecé a tocar con amigos de la escuela, en London. Al acabar el instituto estuve trabajando en una serie de trabajos terribles de almacén, fábrica… podría escribir un libro. Lo dejé por el bajo, porque era lo que quería hacer y algo más tarde apareció Porcupine Tree. A finales del 93 quedamos para 3 conciertos y una sesión de radio, sin expectativas de nada más. Hicimos más cosas aunque ninguno pensábamos que sería algo serio hasta algunos años después, dándonos cuenta que teníamos un publico, incluso íbamos al extranjero así que eso nos mantuvo en activo.

¿Cuál es tu estilo favorito?
En realidad no tengo ninguno. Muchas canciones de Porcupine Tree tienen mucha estructura, pero también disfruto improvisando, cosas muy abiertas. Principalmente intento interactuar con quien estoy tocando. Cuando alguien me pide tocar, intento ofrecerles algo en lo que no habían pensado o apoyo lo que hacen. Aunque algo sea simple, intento darle personalidad sin estampar el ego en ello. Algo que sea interesante pero sin distraer la atención de lo que se está intentando tocar.

¿Recuerdas tu primer bajo? ¿Lo conservas?
Usé durante muchos años un Wal. Eran muy populares en los 80, a finales de la década los podía encontrar muy baratos. Eran de mucha calidad y estaban muy bien hechos. Ahora uso Spector a parte de Wal, que creo que no son muy conocidos fuera de EEUU. Cuando los conocí era el momento en el que estábamos experimentando con afinaciones bajas con la banda y me di cuenta de que Spector hacía escalas de 35 pulgadas en la serie Euro, que los hacen en República Checa. Pensé que podía ponerle una cuerda más gorda, ya que no quería tocar un 5 cuerdas, y funcionó bastante bien. La afinación quedaba C-F-Bb-Eb y el guitarrista usaba Drop C, así que quedaba perfecto. Los Spector son muy sólidos. Nuestras giras son las peores experiencias para los instrumentos. El equipo va en un trailer arrastrado por el bus, lo que hace que todo se mueva una y otra vez, a parte de que lo sacas de un trailer congelado y lo metes en un club con mucho calor y aun así debe funcionar. He tenido muy pocos problemas con él, toquemos madera. El refuerzo de grafito funciona muy bien.

¿4 ó 5 cuerdas? ¿Fretless?
Normalmente prefiero 4 cuerdas. Tengo uno de cuerdas porque no pude encontrar la versión de 5 cuerdas, un Rob Allen. Uso mucho el pedal octavador y un de-tuner, así que nunca tengo la necesidad de usar la cuerda 5. Normalmente mis bajos son activos. PJ, de Spector, trabajó muy duro para conseguirme un Spector fretless parecido a mi Wal. Los Wal y los Bongo tienen un cuerpo muy diferente también y me costó acostumbrarme a la forma del cuerpo.

Aunque eres más conocido por Porcupine Tree y su onda sinfónica, mantienes más proyectos como ExWise Heads RNG más electrónico, RNG más roquero… ¿Cómo te adaptas a diferentes estilos?
En diferentes situaciones intento probar diferentes cosas, algo más de improvisación, o más electrónico. Algunas cosas dan más pie a probar cosas como distorsión o cosas así. Antes estaba tocando una canción folk rusa y tuve un grupo con cantantes de Kiev. No sabía nada de música ucraniana y cuando fui allí conocí a estos tipos. Decidimos hacer algo juntos. Es algo muy diferente, no es Jazz ni improvisación… Hago cualquier cosa que ellos crean que puede hacerles sonar mejor. Ni siquiera sé de lo que están hablando cuando cantan. A veces la gente dice: “Oh, rock progresivo, medidas de tiempo extrañas”. Si, pero eso lleva haciéndose años en el Folk de Europa del Este. Tampoco hablan mucho inglés así que tampoco sé muy bien porque me pidieron trabajar con ellos, a lo mejor escucharon algo de mí que les hizo pensar que yo podía aportar algo. Es un intercambio de ideas mutuo. A la hora de adaptarme al estilo, siempre intento adaptarme a las voces o cualquier cosa que sea, es cuestión de ofrecer algo sólido en lo que se apoye lo demás. Normalmente estás en el centro de todo. Hubo un día que no pude asistir a un ensayo de Porcupine Tree porque me estaba mudando de casa. Al día siguiente pregunté cómo había ido y me dijeron que no pudieron ensayar sin el bajo, no tenía sentido, incluso cuando toco algo muy simple el bajo mantiene todo unido. Intento unir todo con algo de carácter.

Porcupine Tree propone unas sonoridades muy ricas con diferentes planos sonoros ¿Cómo haces para encajar el bajo ahí?
Porcupine Tree es una banda muy densa sónicamente. Tengo que estar muy atento a donde meter el bajo. A veces si toco muy arriba, se pierden los graves en la banda y tengo que tener mucho cuidado. Cuanto más grande sea la banda, más fundamentos deben escucharse en tu manera de tocar, también con los efectos. Siempre digo que los tengo que usar como sal y pimienta. No siempre funciona tener efectos, el teclado y la guitarra ya tienen esos efectos interesantes.

1

¿Cómo consigues ese sonido con el fretless y los pedales?
No lo sé. Me dicen que toco muy suave y muy limpio. Me he grabado mucho, he intento evitar todos los ruidos, mutear. Quizá tocar muy suave con un compresor… Ahora intento dedicar mucho tiempo cada vez que uso un pedal para saber el efecto que mis manos tiene en él. El sonido es algo muy personal. Mi bajo tiene una buena frecuencia que funciona bien en las cosas que hago.

Dicen que te gusta el jazz ¿Cómo llevas lo de improvisar?
Me gusta mucho improvisar y puedo hacerlo más con XYZ. Toco Jazz y contrabajo, quise aprenderlo de verdad. Toco algunos standards pero no es algo para mí. Para ser músico de Jazz debes dedicarte a ello, dar muchos conciertos y hacerlo todo el tiempo. Es algo que me encanta y me gusta tocar, pero no soy un jazzero al uso.

¿Puedes contarnos cual es tu bajo habitual…? ¿Estás con Spector?
Uso mi Spector y me da mis sonidos de manera muy buena. Tengo un proyecto con un bajista italiano, sacaremos un álbum el próximo año. Nos juntamos como experimento. El tiene un bajo de 5 cuerdas con trastes y yo usaba el fretless. Descubrimos que era una buena mezcla. En febrero sale y se llama Twinscapes.

Estamos en un Bass Day con EBS ¿Cómo lo llevas con la marca?
Llevo usando pedales EBS mucho tiempo. Hace tiempo que uso el MultiComp. Es muy interesante. Los compresores no son efectos, mejoran tu sonido, los dinámicos, pero no es algo excitante como un efecto que lo conectas y hace cosas raras. Creo que tienen la misma calidad que un rack y nunca he querido usar otro. Empecé a utilizar otros de sus pedales y siempre he encontrado todo lo que necesito con ellos, soporte cuando toco en otro país y eso es algo muy importante también, alguien que se preocupe por ti. En el pasado he tenido malas experiencias con otras marcas que no te dan nada. Eso marca la diferencia.

Cuando realizas giras por diferentes países ¿Notas distintas respuestas por parte de la audiencia?
Girar en diferentes países es interesante. Diferente música puede afectar de manera diferente a diferentes personas. En algunos países donde son muy reservados, como Holanda, la gente escucha pero no se alteran mucho. En India la gente se puso como loca… En diferentes sitios tienes diferentes reacciones. Siendo honesto, no hemos tocado lo suficiente en España. La última vez fue en el Sonisphere, hacia un calor increíble. Una de las cosas más fascinantes de ser músico es ser capaz de viajar, es una gran motivación, estoy muy contento. Venir aquí aunque sea un par de días y ver tocar a Antonio Ramos (Maca) es fascinante, es muy inspirador y creo que nunca ha estado en Inglaterra.

¿Qué planes tienes a corto plazo?
Twinscapes sale en febrero, con Lorenzo Feliciati, y después voy a Praga a grabar con Metallic Taste of Blood con Ted Parsons y Eraldo Bernocchi . En el último álbum fuimos 4 y queremos experimentar con 3 ahora, para tener más libertad.

José Manuel López
Alex Casal

0 comentarios en Collin Edwin
Deja tu comentario